miércoles, marzo 08, 2006

Maldita Generación de Gregg Araki

La Generación Maldita de Gregg Araki nos presta un asiento frente a un escaparate circense, pero no les hablo del circo del payaso coloreado y los elefantes que alzan la trompa al cielo, no, este es el circo de la Roma Imperial. Demos Pan y Circo al pueblo, y opio, por supuesto, para amansar a las fieras.
En palabras de los creadores del film: “the alienated teen pic to end all alienated teen pics”, o lo que es lo mismo, una parodia en clave de comedia negra sobre el espécimen del teenager outsider que no encuentra su sitio y que un buen día decide huir a ninguna parte. The Doom Generation es muchas cosas: Una tragicomedia de violencia surrealista, un delirio kinky de artefactos pop, un comic trash estilizado, una road movie en la que no faltan disparos, toneladas de comida basura, alcohol y sexo. Pero es más que eso. Haciendo un análisis simbólico, el viaje que emprenden Blue (bellísima Rose McGowan), Red y White, además de convertirse en una carrera frenética por una América inhóspita poblada de asesinos freaks, personajes extraños y monstruos diversos, es un viaje metafórico, más que real. No sólo uno de los personajes del triángulo sexual protagonista es un demonio disfrazado, sino que en realidad el trayecto vertiginoso que les rapta es un viaje al infierno, como así lo indican los cárteles y señales de tráfico que los protagonistas encuentran en sus carreteras perdidas: “666”, “Bienvenido al Infierno”, “Escoje la Muerte”.
El diablo vestido de cowboy rockero, la Femme Fatale de labios colorados y vestuario imposible y el perverso chico ingenuo se embarcan con la complacencia del espectador voyeur en una pesadilla alucinógena que vaga por los paisajes de una América desolada: habitaciones de hotel de decoración kitsch, parkings, gasolineras y clubs de colores psicodélicos propios de los delirios de los sueños infantiles: rojos, púrpuras, verdes y azules. Todo narrado a un ritmo acelerado que nos obliga a apretarnos el cinturón de seguridad.

Maldita Generación funciona a varios niveles: como un cuento ultraviolento protagonizado por criaturas intrascendentes que se mueven por instinto y cuyos diálogos son puramente banales, y también como una sátira de la sociedad del bienestar en la que se atacan con dureza aspectos como la cultura pop, las religiones fundamentalistas o la moral convencional de clase media.
No apta para espíritus delicados, la película cuenta con el aliciente de incluir como secundarios a un puñado de actores de algunas series de la nostalgia televisiva: “The Brady Bunch”, “Jóvenes Policías”, “Vacaciones en el Mar”, etc.
Lo dicho, Pan y Circo abrigados con colores estridentes en un producto de tintes experimentales.
Por si tienen hambre, no se olviden de retirar el envoltorio de plástico.

Les dejo algunas frases memorables de la película:
Amy: If bullshit were music, you'd be a big brass band.
Jordan: I feel like a gerbil smothering in Richard Gere's butthole.
Amy: What is this, night of the living BRAIN-dead?
Amy Blue: You're like a life support system for a cock!
[Jordan queriendo tener sexo con Amy.] Jordan White: I'm worried about catching AIDS.
Amy Blue: But we're both virgins!

16 comentarios:

Kalimero dijo...

Tengo que reconocer que no le vi ningun sentido a esta pelicula. Me pareció simplemente un producto post Asesinos Natos pero hecho sin gracia.

Saludos.

Pussy Galore dijo...

Pues yo no la he visto, Mysterious skin me gustó bastante y esta la he visto en el video club, pero no me llamó mucho la atención, pero si me la recomiendas la veré.

Queco dijo...

A mí la película no me parece gran cosa, aunque tiene sus momentos. Eso sí, Rose McGowan nunca ha estado más guapa.

missplaymobil dijo...

Que recuerdos...

kuroi yume dijo...

Queda debidamente apuntada.

Manson hace una bonita presentación (pre-relación) de Rose en su libro autobiográfico. Ahora no sé como la definirá.

leandro dijo...

habrá que verla pues

Illuminatus dijo...

A mí lo de alabar cine de género por ser de género se me escapa. Si la película no es buena no me bastan las referencias de metaficción o los guiños. Es como alabar Brokeback Mountain por ser enrollado y no quedar como un homófobo o decir que a uno le libros de autores homosexuales por ser homosexual aunque al final le hayan parecido una gilipollez.

Me pasó con Clerks. No resiste dos visionados sin notar lo superficial que es. Aunque Rose MCGowan desunda...

Lo primero el criterio y luego lo accesorio.

Higronauta dijo...

Otra anotación a la lista de deberes aurianos. Como siga descubriéndome elementos (sub)culturales a ese ritmo, voy a necesitar dos vidas para poder disfrutarlo todo :P

Nicho dijo...

No he visto esta película.
Pero, pero,... la veré, porque estoy totalmente de acuerdo en que la chica es bellísima. Con eso basta, y si luego hay más, miel sobre...

noemi dijo...

Jordan: I feel like a gerbil smothering in Richard Gere's butthole.
No sé si es buena la cinta, pero esta frase vale mucho :)

(¿Te sabes la historia? Se dice que R. Gere llegó a un hospital porque tenía un pequeño problemita: compró un hamster, le quitó los dientitos, lo metió dentro de un condón y luego éste último dentro de su bello culo. Resulta que el ratón se las ingenió para romper el condón aun sin dientes, y se le escapó por los intestinos, donde mordía desesperadamente lo que podía).

Besos santos.

Queco dijo...

No estoy de acuerdo con Illuminatus. En mi opinión, Clerks resiste bastantes visionados...

Aura dijo...

Debe resistirlos, yo la he visto como seis veces ;)

Un saludo.

XTN dijo...

¡Quiero verla!
(Noemí, que truculenta historia, ¿no será una leyenda urbana?)

la que filma dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
la que filma dijo...

Aura, apunte certero. éstas son las películas que necesito ver profusamente.

Me suscita curiosidad, y luego te haré un comentario. La ubicaré...

Grax :)

señor austin powers dijo...

He caido por aqui un año despues del post pero es que soy un Fans de Araki y su peli Splendor. Esta no la he conseguido ver porque no la he encontrado en ningun lado , a´si que me das mucha envidia. Eso sí, tengo la banda sonora. Saludos