lunes, julio 16, 2007

"Hipnosis", Eugenio Martín (1962)

Mi obsesión con las películas protagonizadas por ventrílocuos tiene su origen en mi infancia. Debía tener yo unos cinco o seis años y daban por televisión una película de terror en blanco y negro. Apenas recuerdo nada, pero algunas imágenes se me quedaron grabadas a fuego en la memoria: un muñeco ventrílocuo y un enano asesino que habitaba en el interior del reducido cuerpo del muñeco.

Un poco más mayor (no he crecido mucho desde entonces) este recuerdo me intrigaba. Pregunté, pero nadie sabía decirme, así que utilicé una de mis opciones favoritas para ver películas al azar: IMDb “búsqueda por palabra clave” (que tardes no habré pasado buscando películas en las que apareciesen espejos y castillos y comparaciones similares…)

Así que busqué todos los films con Dummys, incluso episodios de series de televisión. Un tema fascinante. Y entre todo lo que he visto, no pienso decir nada de mi recuerdo infantil, que es sagrado, pero sí comentarles esta pequeña maravilla que no veo reseñada casi por ningún sitio, y es una lástima, porque es una peliculita estupenda, y además de un director español, que no se diga.

Más que un film de terror, que en momentos lo es (fíjense en las cejas del muñeco), se podría decir que es una historia de cine negro con elementos de lo sobrenatural, muy influenciada por Hitchcock y en parte basada en una de las historias de Dead of Night del año 45.

La trama se centra en el laberinto de pasiones de los personajes y en la investigación policíaca sobre un crimen que sólo tiene dos testigos: el muñeco del ventrílocuo y el propio espectador, que se convierte en cómplice de la marioneta y de su dueño, y se posiciona de su parte, entrando con ellos tras las bambalinas, en el mundo de la hipnosis, de la magia y de los fenómenos inexplicables.

El hecho es que es una historia que cualquiera desearía que le explicaran: está uno viendo un espectáculo de ventriloquia y ¿qué es más deseable que se cometa un asesinato y que el muñeco en cuestión sea la clave de su resolución? Seguro que piensan igual que yo, y si no, lean estas sabias palabras de uno de los personajes secundarios, dirigiéndose al comisario que lleva la investigación:

“-Para mí Grog es el único testigo presencial, para usted es sólo un muñeco, ¿verdad?

-¿Qué quiere decir con eso?

-Entre el cielo y la tierra hay muchas cosas que no se pueden aprender en su Academia, que van mucho más allá de la razón. Grog era una parte espiritual de George, era concretamente su otro yo, y sufrió la tragedia con él. Él ha visto al asesino…

-¿Debemos tomar a un muñeco como testigo?

- Es posible. Creo que Grog es la figura clave, sin él no podrá resolver este caso”

En esta historia nada es lo que parece, nada es real, salvo la magia, y este es uno de sus encantos. Los personajes “normales” están atrapados por dobleces morales que convenientemente muestra el espejo, omnipresente en multitud de planos.

Moraleja: Muchos deberían tener un muñeco para decir todo aquello a lo que no se atreven.

16 comentarios:

noemi dijo...

Yo tendo dentro un muñeco indeseable que me traiciona y dice lo que pienso en mi lugar en los momentos mas inesperados. Me ha metido en tantos líos.. Si quieres te lo regalo.

Dr. Hichcock dijo...

Celebro que le haya gustado. Me parece una película muy simpática, aunque sea más alemana que española.
Además, Jean Sorel luce mucho.
También me atraen las películas con ventrílocuos. ¿Ha visto "Devil doll" (Lindsay Shonteff, 1964)? Seguro que la disfruta.

Aura dijo...

He visto "Devil Doll" dr. Hitchcock. En plan monomanía he realizado una "busca y captura" de todas las pelis con ventrilocuos...
Lo próximo será realizar mi gran obra.
Ya tengo preparado a mi especial muñeco. Ahora mismo lo oigo hablar. Tiene una risa particularmente tenebrosa...

El Mantícora dijo...

Grog.. grog light.. grog sin alcohol.. grog classic.. grog sin cafeína.. y cerveza de raíz.

Crazy J! dijo...

Y no se pierda "Magic" con Anthony Hopkins, ni la reciente "Dead Silence" ni el episodio de Los Simpson de Gabbo, ni el episodio del ventrículo de La Dimensión Desconocida ni...

Podría estar el resto de mi vida viendo películas de muñecos poseídos y ventrílocuos maníacos.

Aura dijo...

Mantícora: ¿Monkey Island? :)

Crazy J!: Mi querida Pussy ha dedicado varias entradas de su blog a este tema. A ella me remito:
http://bastadebastas.blogspot.com/2007/06/dead-of-night-alberto-cavalcanti-et-al.html

Higronauta dijo...

Tengo perdido por algún rincón de mi memoria alguna cinta con estos protagonistas, pero no consigo enfocar ni recordar...

Por cierto, dudeo si es la percepción de un servidor, pero, ¿no les parece que el muñeco en cuestión tiene un cierto parecido con don Ibarretxe (especialmente en la primera imagen)?

Pussy Galore dijo...

Acaban de estrenar una peli de terror con muñecos que se llama Dead Silence, pero me huele a pez muerto... yo creo que los muñecos dan más miedo que los niños, porque son niños robotizados. Digo.

Higronauta dijo...

Por cierto, acabo de darme de morros con la banda sonora de Magic, por si le interesa.

Aura dijo...

Don Higro: ¿Ibarretxe? xD Voy a acabar por no poder ver ni un sólo informativo, ¿qué digo?, ni encender el televisor... ¡Gracias por la BSO!
Querida Pussy: muñecos, enanos, niños... Todo apela a que no desarrollemos jamás nuestro instinto maternal, ¿no cree?

Kepa dijo...

La verdad es que da mucho miedo ese muñeco, es taaaan siniestro. Cierto parecido si que tiene a nuestro querido Lehendakari Ibarretxe, pero solo eso, el parecido. Ibarretxe es mucho más siniestro jajajajaj

Nicho dijo...

Se parece también al maestro de ceromonias de "Cabaret": Joel Grey.

A mí siempre me daba mucho miedo (ahora se dice "yuyu") entrar en la habitación de mi hermana, con todas esas muñecas con los ojos siempre abiertos, no parpadeaban nunca, miraban fijamente algo (a mí), no se sabe con qué intención. Aunque algunas se hacían las dormidas. ¡Qué pestañas lucían algunas! La muñecas de ahora hablan, y te contestan, las puedes utilizar de despertador, y hasta te recuerdan cuándo es tu cumpleaños, precisamente ahora, cuando uno quiere que ese día pase totalmente desapercibido. Son unas muñecas muy parlanchinas, y yo sospecho que muy cotillas. No hay que fiarse de ellas.
En fin, que cuando uno vaya a cometer un crimen debe antes asegurarse de que no hay por allí ningún muñeco parlanchín mirando.

El Ratón Caramelón dijo...

Creo que he visto esta película cuando era muy peque... Que miedo me dió. Los ventrilocuos siempre tienen un lado tenebroso.

Markitos dijo...

Los niños de ahora no pueden entender las bondades de los ventrilocuos, nunca entenderan que Doña Rogelia siempre ha tenido un punto atractivo para el mal.

Incluso Batman tiene un villano que es un muñeco con su respectivo marionetista.

Pussy Galore dijo...

Aura, eso explicaría muchas cosas ;)

Anónimo dijo...

pelenmela ablen mierdas de la gente que tengan coerencia pero solo basura ablan mejor no entren a estas paginas interesantes