domingo, octubre 23, 2005

Estas son mis ruinas

En las ruinas, ¿quien reina? ¿quien anidaba? ¿Acaso no veis sus rastros y las huellas de su vieja opulencia?



El frío corta desde dentro, no debí comprarlo. Hay quienes ardemos tras el cristal.



Veo las señales diseminadas por doquier, “Síguelas” me dice, pero sólo sé fotografiarlas. Entender los flujos que dejan escapar voces de antiguas esencias encerradas en frascos tornasolados.



Rebuscando entre glorias arcanas. En la turbiedad vive el espejo de Narciso.
En el auto erotismo, mitómano equívoco. Objetos que os desveláis y os quedáis sin alcanzarme, soy física.



No ataquéis con tan crueles armas. La mesa está puesta. Dejo que se sirvan y vuelvo a sacar la cámara.

Escucho: Peter Murphy. Strange Kind of love

Fotos por Aura.

3 comentarios:

Caído dijo...

Lo bueno de las ruinas es que te dan mucho material para poder construir las cosas más variadas luego. Una silla, una mesa, un colchón, una vaca, un despertador con la sintonía de Planeta Imaginario, un niño de 7 años que vive al lado de la playa y orina todas las mañanas en su orilla, y, claro, lo mejor, mil edificios más de todo tamaño y condición.

Otro grado es que te permiten cambiar lo viejo por lo nuevo, cosa que siempre va bien. El señor del vino me lo dijo cuando hice el pacto con él en el cruce de caminos. Y sobre todo, otro elemento positivo que tienen es que son maravillosas para pasear por ellas, incluso para habitarlas sin volver a construir.

I’m lovin’ it, you know.

Kepa dijo...

Yo veo a las ruinas como si fueran esqueletos de viejos dinosaurios. A veces hay que escrabar para poder verlas. Otras veces salen a ti detras de una esquina, te cautivan y desearias que estubieran para siempre. Entonces lees los periodicos y te enteras que construiran casas para personas adineradas.

Las fotos son deliciosas...

ayn dijo...

...las ruinas como el espacio donde los flujos ancestrales aprovechan sus sinergias para inspirar el devenir del presente...

éstas fotos, me evocan momentos de relax y transición, pero también de ebullición en mi cabeza arquitectónica, ¡¡cuantas palabras asesinadas!!

gracias x volver!


post scriptum: Peter Murphy genial, pero no consigo que funcione el link de tu página