martes, noviembre 25, 2008

Ya Ho Wha 13 "The Operetta" 1975


Posted by
Lost Driver

Ciertamente, la gran mayoría de discos que por aquí les presentamos suelen encerrar historias tan extraordinarias que éstas trascienden la música o el contexto concreto en que fueron creadas. Entonces, las grabaciones se convierten en un hilo del que podemos tirar hasta hallar curiosos ovillos. Profundizando en la obra que hoy nos ocupa, he ido a dar de narices con uno de los relatos más fascinantes y extraños de la historia de la música: la vida de Jim Baker.

Este hombre nacido en Connecticut un 4 de Julio, era un experto en judo, tiro con arco y artes marciales en su adolescencia. Perteneció a los marines y fue condecorado con la medalla al honor y la Estrella de Plata durante la Segunda Guerra Mundial. Poco o nada se conoce acerca de su familia, pero sí el motivo que le llevó a instalarse en Los Ángeles y llevar una vida completamente opuesta a su pasado militar: James E. Baker quería probar suerte como actor de cine interpretando el papel de Tarzán.

Son los años 60. Su curiosidad por la filosofía y las religiones orientales le acerca a un grupúsculo de bohemios naturalistas conocido como los Natural Boys. Se convierte en un pionero abriendo el primer restaurante de comida vegetariana de la zona. En su afán por encontrar ‘la verdad’, establece un contacto con el maestro de ‘kundalini yoga’ Yogi Bhajan. Éste instruye a Baker en toda clase de enseñanzas espirituales, y nuestro protagonista lo considera como su verdadero padre espiritual en la Tierra. Es a partir de este momento cuando toma plena conciencia de su propósito en nuestro planeta. Acaba de nacer el “Padre”.


Rebautizado como Father Yod, empieza a congregar a su alrededor multitud de curiosos que aprecian sus postulados. A principios de los años 70 abre dos nuevos restaurantes en los que basa su sustento económico con la intención de fundar una sociedad alternativa bajo el nombre de Source Family. Ésta se establece primeramente en una mansión de Hollywood Hills, donde llegaron a convivir alegremente cientos de personas, entre hombres, mujeres y niños. Father Yod contaba con 13 esposas. Todos sus “hijos” fueron rebautizados con nombres relativos a divinidades mitológicas o causas naturales, siendo el apellido común “Aquarian”.


De entre todos los miembros que formaban su nueva y vasta “familia”, se hallaban algunos músicos que habían pululado en bandas de rock psicodélico y con ellos nació el ala musical de la Source Family, operando bajo diversos nombres, con miembros más o menos regulares. Como una actividad más en su día a día, sumada a la fabricación de sus propios ropajes, las meditaciones al alba, o la práctica de sexo tántrico, la música que desarrollaron estaba totalmente desprovista de premeditación o cualquier tipo de ensayo previo. Así, espontáneamente y tomando como base los cánticos de Father Yod, tenían lugar, normalmente entre las 3 y las 6 de la madrugada, sesiones improvisadas en las que se grababa absolutamente todo, sin edición de ninguna clase. Tal como afirman Octavius, Djin y Sunflower Aquarian en la interesante entrevista de Gary Bearman en Junio de 2001 para la revista Perfect Sound Forever, entre 1973 y 1975 llegaron a grabar 65 álbumes, de los que solamente nueve fueron prensados en limitadas copias que podían adquirirse en los restaurantes de la Source al precio de un dólar.

En 1975, tras varios pormenores con las autoridades, Father Yod recorrió el globo en busca de un nuevo hospedaje para la comunidad, que finalmente se trasladó a Hawai. A su regreso, cambia su nombre a Ya Ho Wha, y es cuando tuvo lugar la grabación de “The Operetta”. El 25 de Agosto de ese mismo año, nuestro hombre abandonó su cuerpo físico a consecuencia de una caída que sufrió volando en ala delta. Me detengo aquí, pero si quieren conocer algo más acerca del personaje y su obra, pueden visitar la web Yahowha.org.

Les dejo con esta música, del alma para el alma. Palabra de Ya Ho Wha.


Lost Driver


Download-Link


2 comentarios:

brujodoncarlos dijo...

¿Con trece esposas le quedaba tiempo para la música? :D

Möbius el Crononauta dijo...

Jim Baker, vaya trayectoria la suya. Había oído hablar de él en alguna parte. Interesante resumen.

Tiene pinta de facturar unos discos perfectos para el insomnio. ¡En cuanto lo padezca probaré a ver!

Saludos