jueves, diciembre 15, 2005

Freedoms Children - Astra

Hoy recomendación musical sobre una curiosa banda de nombre mesiánico formada en 1966: “Freedoms Children”. Sí, los niños acudirían como ratoncitos al son de la flauta y no dudarían en precipitarse a las profundidades si escuchasen este disco hipnótico. Es una auténtica rareza, y no sólo porque el grupo sea originario de Sudáfrica, ni porque el LP del que tratamos sea un álbum conceptual al parecer dedicado a la vida de Jesús (aunque algún miembro de la banda lo niegue), sino por el sonido en si, al que podríamos catalogar como música astral, acid o cosmic rock: rock psicodélico progresivo, con un gran trabajo en las guitarras y una atmósfera lóbrega que ralla con la locura.
La banda se forma, como decía al principio, en 1966 en Durban, en principio con intereses experimentales. La formaban Julian Laxton, con su prodigiosa y mágica “Black Box” de la que extraía los alucinados ambientes de ácido, Ramsay MacKay, el poeta torturado responsable de la mayoría de temas al bajo, Gerard Nel: Piano, clavicordio y campanas, Nic Martens tocaba el órgano, Brian Davidson era el vocalista y el batería Colin Pratley.
En 1970 graban “Astra” en pocos días, una genialidad musical lamentablemente ignorada. Aunque en su país fue un disco relativamente vendido la imagen del grupo no gustaba, en el clima de represión política en que vivían se consideraba un grupo controvertido y se les excluía de los circuitos de conciertos. No tuvieron más éxito cuando viajaron a Londres para promocionarse ya que los grupos Sudafricanos estaban mal vistos por motivos ideológicos en plena época del apartheid.
Pero escuchado ahora el LP es un prodigio de creatividad con letras evocadoras y un diseño de portada e interior con paraísos planetarios desolados y elementos bíblicos:


Les dejo los tres primeros temas para descargar:
Aileen
The Homecoming
The Kid that came from Hazareth

9 comentarios:

J.Álvarez dijo...

Mmmm...que buena pinta! Cuando tenga un poco + de tiempo me los escucharé... y a ver si encuentro el disco entero...!

Nicho dijo...

Me encanta esa canción :The Homecoming.
Un saludo.

Pussy Galore dijo...

A mi me gusta Aileen. Me has dado en el calvo, me encanta la música cósmica!

bubastis dijo...

Sí que tienen buena pinta. Tengo debilidad por estas rarezas (¡y más si son sudafricanos!)

el brujo don carlos dijo...

Acabo de escuchar esos tres temas que has enlazado. Realmente interesantes. Psicodelia sudafricana ¡Ni siquiera sabía que eso existía! ¿Cuántos buenos grupos habrá por ahí ignorados y pendientes de ser recuperados?

Y muy maja la portada.

Gracias por traerlos a tu blog.

noemi dijo...

Estoy en mi trbajo, pero llegando a casa bajo las canciones.

Bonito reporte :)

El Mantícora dijo...

Regreso a devolverle el saludo. Le dejo de regalo un dato ad hoc: la historia del flautista mágico de Hamelin está inspirada en un oscuro suceso que ocurrió en la antigüedad. La primera mención de la historia ha sido registrada como una ventana de vidrio en una iglesia en Hamelin, Baja Sajonia, actual Alemania, circa 1300. Esa ventana fue destruída; el dibujo fue restaurado. El hecho que originó el cuento no ha sido aclarado del todo. Algunos ven en esa leyenda una horrible parábola de la peste; yo me inclino a pensar que se trató de una cruzada de niños. El curioso puede indagar la web oficial del pueblo de Hamelin en http://www.hameln.com/tourism/piedpiper/rf_sage_gb.htm

noemi dijo...

Aura, pasé a saludar...

Aura dijo...

:)