lunes, diciembre 12, 2005

Keiiti Ohta


La primera vez que me encontré con Keiiti Ohta fue en una web de portadas de discos de psicodelia y rock progresivo, en concreto con esta imagen de abajo, la del jugador de béisbol.
Enseguida comencé a buscar más obras suyas: covers de álbumes, cómics, etc. La mayoría de sus ilustraciones me producían la misma inquietud, un estado de turbación placentera. Me complacía aproximarme a esos rostros tan peculiares, tan delicados como grotescos, y penetrar en la iconografía propia del creador, en los elementos que se repiten de forma obsesiva: la ingestión compulsiva de los personajes de comida y bebida, juguetes, utensilios médicos, monstruos y seres fantásticos, etc. El de Ohta es un arte perturbador y diabólicamente atractivo, de figuras retorcidas hasta el paroxismo, ojos gatunos fuera de las órbitas y niños que muerden. Sadismo, Eros y una complacencia en los objetos que rodean a la infancia rodeado de un halo de absurdo, un ambiente onírico que transforma la crudeza de las imágenes en un estilizado viaje.
Nacido el 20 de febrero de 1957, sus primeros trabajos los realizó en el grupo artístico "Panorama Hour", entre 1978 y 1980 participó en dos exposiciones con obras muy influidas por el cubismo y por el expresionismo de George Grosz, figuras con rasgos muy marcados en fondos casi siempre neutros, todo ello envuelto en un ambiente surrealista con símbolos que dominan las composiciones flotando en el espacio con tanto peso corpóreo como los personajes.
Entre 1982 y 1989 fue miembro del grupo musical Guernica, en el que se encargaba de diseñar el concepto, las portadas y escribía las letras. Aquí os podéis descargar algunos MP3.

También en estos años realiza un álbum en solitario “Jingaidaimakyoo", interviene en la exposición colectiva Eisei Hakurankai sobre el cuerpo humano y tratamientos médicos, publica el libro ilustrado “Amnesia”, y compone canciones para films de Steven Okazaki y Wim Wenders.
De 1990 es el comic "Visit au Yubijin (a man with a tail)" y también colabora en diversas revistas con ilustraciones y dibujos eróticos.

En 1995 comienza su colaboración con la revista francesa Le Dernier Cri para la que realizó varios libros de ilustraciones incluyendo “Le Gargarisme” y “The Blob” además de algunas series de viñetas con el nombre de la publicación. El éxito de estos trabajos le lleva a hacer una pequeña exposición en Paris y Marsella "Un Regard Moderne".
A partir de aquí su carrera se dispara, participando el la revista de San Francisco Bananafish issue 14, en varias exposiciones como en la Merry Karnowsky Gallery de Tokio y en la Merry Karnowsky Gallery de Los Ángeles. Organiza la galería "Ohta Keiiti Marcket" en Tokio donde vende sus obras y sus trabajos para Le Dernier Cri se exhiben por toda Europa y América.



En este enlace encontrarán la mayor parte de su obra gráfica y en este otro sus portadas para diversos álbumes. Y también les dejo este pequeño artículo sobre Ohta en la revista Bananafish.



10 comentarios:

mr.t dijo...

Seguro que en persona es un chino muy divertido. Como aquel video: Mezzoforte. No es chino! No es chino!

El consejo de hoy es:
Niños, no toméis drogas, son asuntos sucios. Lo digo yo, Mr.T.

Baldanders dijo...

¡Excelente! No lo conocía, voy a mirar cuidadosamente los enlaces. Saludos.

noemi dijo...

Dan ganas de conocerlo.
Saludo

alZhu dijo...

Vaya, me he quedado con los ojos enganchados a estas imágenes. Gracias por el descubrimiento. Siempre un placer visitarte.

Un abrazo

bubastis dijo...

Extraño, muy extraño.

Nicho dijo...

Tampoco lo conocía. Para mí tiene un cierto aire años 20 o a los antiguos dibujos animados de la tele, no sé. Raro.
Ese hombre engominado metiéndole la lengua en la oreja a la bella hasta hacerla desfallecer... o esas dos mujeres dispuestas a comer con las manos encapuchadas (¿víctimas o verdugos?)...

Tu glosa de este señor ¿japonés? es estupenda.

Enric dijo...

Realmente un tio un poco raro el ohta este!

saludos!

Enric

torpin dijo...

Dios mío! si que da yuyu el amigo.
De verdad que cosas conoces, jeje, mola!

Pussy Galore dijo...

Acabo de descubrir tu blog por medio del Dr. Zito, y qué gran sorpresa. Me gustas.

J.Álvarez dijo...

Q pasada! La obra de este tío, de la que conocía muy poco, es verdaderamente perturbadora, es verdad, te deja con esa sensación de querer apartar la vista pero no poder... Todas las imágenes tienen un magnetismo enorme!