martes, agosto 28, 2007

Se Acaba el Calor

Llevo varios días por aquí, de asueto. Asomándome a la pantalla de vez en cuando. Tengo unos cuantos textos listos para editar en el blog, pero me da cierta pereza hacerlo, así que me quedo calladita y releo posts estupendos como este que me hablan de mis queridas gemelas.

Paso el tiempo leyendo y devorando minutos musicales. Algún día lo he consagrado a “la Vampira”, quiero decir, disfrazándome de rojo profundo y pasando la tarde visionando mis películas favoritas de Jean Rollin, y conociendo nuevas vampiras, algunas que consiguen agitarme y otras que me dejan fría. También riego la enredadera.

El martes se desliza sin complicaciones y hace días que no padezco de mis locuras, así pues: alabado sea el señor. Recuerdo el domingo, cuando me lavó la falda y después me vistió… Con momentos así, los demonios interiores dormitan tranquilos bajo el estómago.

Invoco a mis musas como amuletos y prometo escribir pronto sobre muñecos parlantes, sobre el otro lado de las muchachas en flor y sobre oscuros callejones en los que está a punto de suceder un crimen. Mientras, déjenme asomarme por última vez al calor que se pierde.

7 comentarios:

el loco oficial dijo...

Ciertamente resulta difícil escribir a la vuelta...Quizá sea que aquí no se ha acabado el calor: 36 grados son suficientes? y a finales de agosto...
De momento hago lo que usted: leer y releer post ajenos hasta que consiga colgar yo uno medio decente.
Espero con impaciencia sus próximas entregas...

kuroi yume dijo...

O quizá el calor empieza ahora...
(menudo día ha hecho hoy)

Bienvenida de vuelta, señorita, desperecese tranquila todo lo que necesite, que con las amigas que tiene pocos intentarán entrar en su pisito. Aunque... nunca se sabe quién podría acabar escondido bajo la alfombra si uno no está atento...

Higronauta dijo...

Amen a eso que el calor se pierda, con la sofocante y bochornosa semana que llevamos, en la cual cuesta hasta respirar. Envídiola (sanamente, ya sabe) por poder aún disfrutar de esos deliciosos momentos que para un servidor acabaron ya.

Quedo a la espera de su reaparición.

Daktaric dijo...

Uno que se estaba mosqueando de encontrarse una y otra vez con el azul sueco y que se alegra de que vuelva a dar signos de vida (sea lo que sea eso).

Y es que, ya que solo sigo tres blogs con interés, no es cuestión de prescindir de uno de ellos.

En cualquier caso veo que está en forma, si. Detecto intensidad en sus palabras.

Un saludo.

Pussy Galore dijo...

a mí me dá la impresión que cuanto menos escribo en el blog, más en contacto estoy con la realidad, más sociable estoy. y eso no me gusta.

Aura dijo...

Yo no sé ya lo que es la realidad, querida Pussy.

Markitos dijo...

Me alegra su vuelta.