jueves, agosto 30, 2007

Une Vraie Jeune Fille (1976)

La recomendación de hoy parte de un cariño especial a esta peliculita erótica. No les engaño, no es una joya del séptimo arte y si lo fuera no me gustaría más. Se trata de un acercamiento al despertar sexual de una adolescente, un tema bastante gastado, cierto, pero gracias a Dios se huye de las referencias obvias y la Lolita que aquí se presenta también bebe refrescos en pajita y luce el esplendor de sus quince en biquini, incluso sueña con alguna estrella de la televisión, pero sin la pátina rosa que convertiría el film en un catálogo de moda juvenil.

Alice (las referencias a Wonderland se esparcen por doquier, y no sólo en las diademas azules) vive con sus padres el hastío de un verano rural, un calor húmedo y pegajoso en un escenario terriblemente feo. La película incide en la tosquedad del entorno, en el ambiente rustico y sin ningún atractivo de los días interminables. Alice y sus malos modales, su impertinencia, son las piedras preciosas que se esconden tras las sábanas donde se tiende a tomar el sol. Por suerte para ella, sus excursiones en bicicleta le permiten pasear hasta la serrería para enseñar las bragas a los obreros y suplicar sexo.

Dirigida y escrita por Catherine Breillat (guionista también de Bilitis), se nota que es una obra pensada y sopesada con mucho cariño, siendo además su primera película como realizadora. Breillat explora el concepto de experimentar, de pasar al otro lado, abrir los ojos y abrirse al mundo. Nuestra adolescente rompe el cascarón para sentir la textura de la yema de huevo en sus dedos, de la orina, de la cera de los oídos o de las vísceras de un gallo. Duerme en sus propios vómitos. Se masturba con cualquier objeto que se presta a ello y se arrastra sin ropa interior por la tierra y por la hierba.

Es el desasosiego de la sangre joven. El escozor.

Alice se maquilla a escondidas, escribe un diario con tinta roja, se escapa hasta el pueblo para ver a los jóvenes y deja que un chico juguetee con una lombriz en su sexo. Así es nuestra hija...

Les invito a buscar la película y visionarla sin prejuicios, y si se enamoran de Charlotte Alexandra les recuerdo que vuelve a aparecer en “Contes Immoraux”, en concreto en la segunda historia, la de “Teresa Filósofa”, muy rubia y muy bella.


18 comentarios:

Higronauta dijo...

Esa tipografía sobre ese fondo de libreta pautada ya apunta maneras de por donde va a dirigirse la cinta. Y tras la lectura de su artículo y la confirmación de las sospechas, no hay más tu tía que visionarla y disfrutarla.

Higronauta en modo searching...

Daktaric dijo...

Tengo la impresión de que el territorio en el que se nutre de forma más compulsiva la sensualidad entendida como explosión inversa de los sentidos, es principalmente el de la infancia y en menor medida la selva agreste de la adolescencia. Aunque los deseos se transformen en ansia punzante en la adolescencia por mediación de la atmósfera de ese lugar, en la infancia los sentidos y los deseos se mezclan y se agitan con mayor violencia.

No sé por qué motivos exactos, las exploraciones desde la edad adulta hacia atrás parecen desfallecer en la adolescencia.

Un saludo Aura. Estimulante post.

Aura dijo...

Don Higro, me encanta esa primera imagen con el título del film en rosa... No podía dejar de ponerla.

Daktaric, lo interesante es tener todas las edades siempre. Ser adulto y adolescente y niño, y no perder ninguna edad... Vivir las sensaciones, que no los recuerdos, de los once y de los catorce...

Markitos dijo...

Intentar y conseguir nuevas sensaciones siempre es un estímulo para el cuerpo y el disfrute.

Pero no me veo arrastrando mis genitales por las piedras del suelo. Con solo pensarlo....me duelen...que dolor.

el brujo don carlos dijo...

Ufff.. ¿Pero no decíamos en el post anterior que se acababa el calor? ;)

La peli tiene una pinta buenísima y tomo nota de ella

Kepa dijo...

conozco la pelicula, aunque me produce cierto desasosiego, sobre todo algunas prácticas sexuales que pone en marcha la muchacha. En concreto lo de la lombriz...

Muchos besos

MANDALAS POEMAS dijo...

Hola, desde Barranquilla, Colombia, te envío un caluroso saludo y mis felicitaciones por tu blog en especial por su contenido. Te invito muy cordialmente a que visites el mio donde están consignados mis poemas los cuales puedes utilizar, si los necesitas.
Espero tu visita y tus valiosos comentarios.

www.mandalaspoemas.blogspot.com


Un abrazo,


Víctor González Solano

el loco oficial dijo...

Ávido de películas agradezco mucho su post. Una buena descripción, me ha gustado. Voy a buscar la peli a ver si ya mañana la tengo, aprovechando que sigo de vacaciones.

Cayetana Altovoltaje dijo...

Hace tiempo que tengo ganas de ver esta peli, a ver si la mula se porta, aunque lo de la lombriz me ha dejado totalmente boquidifusa y patiabiearta. Y qué razón tiene usté con eso de conservar las edades... hay que ser niños, adolescentes y adultos, sobre todo en el sexo (y en el amore, per che no?). Se disfruta por triplicado.

Rin Tin Tin dijo...

mi gatita también se arrastraba así por los rincones ...después se pintaba las uñitas.

Aura dijo...

He encontrado este video en You Tube de la película:
http://www.youtube.com/watch?v=_Vt57VUCg6k

noemi dijo...

Me parece excelente que me des una tarea para éste fin de semana solitario y quejoso :)

cacho de pan dijo...

erotismo y cine, buenas imágenes,
un blog interesante. gracias.

Nicho dijo...

Esa sí que es la gran visión del adolescente (y del que no lo es, supongo): ver las bragas -tienen que ser blanquísimas, si no se escacharra todo- de una muchacha contactanto con el sillín de una bicicleta -de chica, sin barra-, vislumbradas gracias a un golpe de viento, qué sería de nosotros sin el viento, mientras pedalea despreocupadamente en dirección a la panadería, a buscar la barra de pan, ahora que parece que lo van a subir diez céntimos, sus muslos al sol parecen un campo de trigo.

Pussy Galore dijo...

Yo de Breillat solo he visto las últimas, Romance, A ma soir y Sex is comedy... parece que su estilo ha cambiado, no?

Aura dijo...

Ay querida, no lo sé. Desconozco su estilo actual, pero por lo que nos conocemos, creo que ésta le gustará.

Un saludo.

Anónimo dijo...

Te felicito porque sabes expresar aquello que sentimos. Animate a seguir mostrandonos este arte que muchos detetstan.

Héctor Barceló dijo...

La he descargado en rip y ya la tengo lista y quemada. Tuve la oportunidad de ojearla on line y me parece muy interesante. A pesar de su vejez (data de 1976)trata la sexualidad femenina de una perspectiva bastante diferente, lejos de los convencionalismos y clichés.Los turbios juegos sexuales de esta asolapada chica acaso rayan en un masoquismo untado de un poco de morbo, pero no son más que el acto de liberación de su naturaleza erótica.

La protagonista es abrumadoramente hermosa y no es coincidencia que tenga una contextura muy desarrollada, ya que así es posible mostrar mejor su poder sexual. En uno de los apartes de la cinta, se elogia así misma diciendo en sus adentros que "esta muy bien dotada".

Una cinta para ver, a mi juicio, como una curiosidad; una de esas cosas a las que uno(como dice el artículo) les toma cariño.
Pero no la recomiendo para aquellos(as) que están acostumbrados a la empalagería comercial de muchas producciones que pretenden ser eróticas.