martes, abril 18, 2006

El cinematográfico final de Humberto I de Italia

El de la foto es Humberto I de Italia, que fue rey desde enero de 1878 hasta su muerte. Le cito para introducir el tema de las coincidencias o serendipias, ya que su caso es bastante curioso y me interesaba comentarlo. El 28 de julio del año 1900 Humberto I, de la casa de los Saboya, estaba cenando en un restaurante de la localidad de Monza cuando advirtió que el dueño del mismo se le parecía mucho físicamente. Decidió interesarse por su vida y fue entonces cuando descubrió asombrosas coincidencias entre sus vidas: no sólo compartían nombre, sino que al igual que él había nacido en Turín, sus esposas se llamaban Margheritta y ¡se habían casado el mismo día! Además de que había inaugurado el restaurante el mismo día que Humberto I era coronado rey.

Una locura… Pero no acaban aquí las coincidencias. Humberto I se hallaba en Monza porque acudía a presenciar un concurso de atletismo que se realizaba en la ciudad al día siguiente. Durante el mismo, el ayudante de su majestad le comunicó que el dueño del restaurante acababa de morir víctima de un disparo, y nada más explicarle la lamentable noticia el anarquista italo-americano Gaetano Bresci disparaba al rey surgiendo de entre la multitud.

No era la primera vez que Humberto I sufría un intento de asesinato, ya en Noviembre de 1878 otro anarquista, Giovanni Passanante intentó atacarle en un desfile en Nápoles y en 1897 Pietro Acciarito intentó apuñalarle cerca de Roma, pero como se suele decir, a la tercera va la vencida. En este caso, había fuerzas más poderosas que el cetro planeando sobre la cabeza del monarca.

Es conocido que en algunas mitologías ver a nuestro Doppelgänger es el aviso de la propia muerte. Visto el caso de Humberto I, sólo me queda esperar que mi doble diabólico ande bien lejos…

27 comentarios:

Kalimero dijo...

Jeje, a Iker Jimenez seguro que le mola este post.

Pd1: espero no encontrame nunca con mi gemelo malo.

Pd2: rebienvenida a la blogosfera.

Saludos.

Nicho dijo...

Justo ayer vi este vídeo sobre las serendipias (de las que no tenía ni idea):

http://youtube.com/watch?v=AZ9PNK3AEN4

Saludos.

Higronauta dijo...

Si tiene oportunidad, le recomiendo el visionado de Dopperugengâ de don Kiyoshi Kurosawa: el fenómeno del doppelgänger visto desde la perspectiva nipona. Cuanto menos curiosa, a qué negarlo.

Markitos dijo...

¿Pero no era un cuento popular el rey y su doble el tabernero?
Lo más gracioso es que una vez ví a una chica que podría ser mi doble. ¿será una señal?

el brujo don carlos dijo...

Yo también vi a mi doble hace tiempo y de momento sigo vivo. Tal vez debería matarlo antes de que él acabe conmigo ¿qué me aconsejan?

Aura dijo...

Que William Wilson tuvo el mismo dilema. Yo actuaría rápido.

Aura dijo...

Y gracias por la recomendación señor Higronauta, no conocía la película (he estado investigándola por Internet)

La busco.

fnaranjo dijo...

Welcome back, señorita.

Una pregunta: ¿y si es uno mismo el doppelgänger del otro? ¿Sería el otro el muerto inminente? ¿Es un fenómeno simétrico o asimétrico? ¿Cómo saberlo?

(Sí, en el caso del post de hoy la simetría era modélica... pero no es lo habitual, ¿o sí?)

Aura dijo...

Jejejeje. Siempre es asimétrico desde ese yo tan repetido e hinchado que tenemos todos. Como le decía al señor Brujo, ante la duda mejor ser rápido.

Horrorscope dijo...

¡Al fin ha vuelto! Espero que las vacaciones fuesen probechosas.
Solo una pregunta: ¿Usted ess Aura, o el doble diabólico.

Aura dijo...

Ambas :)

Pussy Galore dijo...

Hace tiempo escribi un trabajo sobre el doble basandome en el libro de Claude Lecouteux (1999), Hadas, brujas y hombres lobo en la Edad Media. Historia del Doble, que es una autentica maravilla.
En fin, ya he vuelto de mi retiro, le echaba de menos!

Aura dijo...

Querida ese libro tiene que caer en mis garras pronto.
¡Que bien que haya vuelto!

Baldanders dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Baldanders dijo...

Una vez me encontré cara con mi sosías. A pesar de todo pronóstico, ambos salimos corriendo despavoridos

noemi dijo...

Justo ahora leo una novela (malísima, eso sí) de José Agustín, que se llama Vida con mi viuda, donde el tipo se encuentra a su igual muriendo enfrente de él, y entonces decide tomar su lugar. El problema es que es tan mala que no creo terminarla de leer.

Yo, por cierto, aun no veo a mi doble, por suerte.

Brujo: no lo mates, trae mal karma :)

Aura, que bueno que estás de regreso con los blogueros.

bubastis dijo...

Yo me encontré a mi doble del futuro y me pidió que le prestara dinero.

Muy mal rollo.

el mantícora dijo...

Una vez más doy las gracias al Cielo, pero antes a usted, por la existencia de este blog.. ¡¡Cite sus fuentes!!

El tema del doppelganger es una de mis obsesiones. William Wilson fue el primer cuento que me paralizó, o me horrorizó, por ser perfecto. Los diversos ejercicios sobre el tema han producido efectos similares: básteme recordar "El Otro" de Borges, o el cuadro de Dante Gabriel Rossetti, "On How They Met Themselves", entre otros. Reconozco que es un lugar común en la literatura, pero no deja de ser apasionante. Casualmente he escrito un cuento al respecto hace dos días.

Felicitaciones, doña Aura, una vez más. Y gracias.

Dr.Benway dijo...

Mítico caso de serendipias, equiparable al de los gemelos esos separados al nacer, al del árbol asesino o al de Lincoln y Kennedy

K. dijo...

Increíble, no conocía esta historia y... bueno, si me veo a mí no me paro a hablar conmigo :-)

roberto dijo...

defintivamente esto del doppelangeres tetrico

por cierto, si uno es gemelo de otro, ¿ese gemelo es nuestro doppelanger?

y bienvenida a la blogsfera

Illuminatus dijo...

Esto no es serendipia, es sincronicidad. Hay una lista comprobada de bastantes de ellas a lo largo de la historia y la verdad es que eso, si te lo piensas, es de lo que te pone los pelos como escarpias de verdad.

JON MIKEL ALTUNA dijo...

Eso me recuerda a un relato (no sé ahora si era de Borges)que era más o menos así:
El emperador visitaba una ciudad de provincias cuando, entre el gentío, descubrió a un hombre que guardaba un parecido asombroso con él; lo mando llamar a su presencia y le preguntó:
-Dime, buen hombre: ¿Sirvió tu madre en Palacio?
A lo que el buen hombre contestó:
-Mi madre no, señor, pero MI PADRE sí lo hizo.
Bueno, feliz regreso y besos, ya hablaremos.

el brujo don carlos dijo...

Ya lo liquidé. Ahoa estoy más tranquilo. Gracias.

Fedosy dijo...

Voltaire y su Sadiq, y el mismo Walpole, estarían orgullosos de esta historia. Siempre que vengo por acá salgo satisfecho y convencido de que la vida puede ser algo más allá de los convecionalismos. Larga vida a la matemática perfecta del azar!

Salud con vino de Erzebeth.

Rain dijo...

Hola!

Qué extrañísimo ese doble y a la vez qué familiar, en paradoja afinidad incontrolable, eh.

Como personaje aparecido de una escena de fiul, me gustaría verle, y allí punto.

:)

Unknown dijo...

On the table we combine creativity and imagination to the pride of traditional Italian cuisine at restaurant brianza. Fresh raw and selected from our trusted manufacturers are our mark of quality.