lunes, noviembre 26, 2007

Carta Póstuma


Estimada Aura,

Me dirijo a usted teniéndola como brillante y gentil muchacha, y valiéndome de su aprecio para encomendarle una importuna tarea. Me preguntaba si podría publicar esta carta después de mi deceso, ya que usted y yo sabemos que ese mal menor puede acaecer en cualquiera de estos días que nos corren.

Porque anticipo yo, que muchos ante mi fallecimiento llevarán carteles con mi efigie recortada de algún periodicucho, y aún otros aprovecharán para vender sus pobres ideas usando mi nombre. Usted ya sabe como son estas cosas, doña Aura, que esperan a que muera uno para exhibirlo en su armario como si se tratase de un abrigo prestado. Como si yo pudiera transmutar sus aguas en vino, o poner huevos de oro. ¡Que escriban sobre sus abuelas! ¡o sobre sus reinas madres!, no de mí, que no me conocen. Y que no se concedan el privilegio de querer tutearme o de darme una importancia para la cual no he hecho méritos.

He trabajado. He conseguido que me dejaran escribir de vez en cuando, y aún hablar para las gradas. Pero que no me coloquen las barbas en sus tabernillas, que no me alaben de saetas. Sólo he sido lo que ve. El estudiante, el boticario, el joven militar y aún, alguna vez que otra, el cura.

Que no me manteen, doña Aura, que no me manteen. Que los cartones para tapices de Goya me quedan muy lejos. Y si me quieren dedicar algunas líneas y ponerse mi foto, que hablen al menos de aquel caballo

Con afecto,

Fernando Fernán Gómez.


17 comentarios:

Enrique Ortiz dijo...

Qué maravilla.

kuroi yume dijo...

Muchos deberían enrojecer, aunque fuera de vergüenza!
Gracias, Aura.

A.Peralta dijo...

Si la carta es verdadera: felicidades por merecerla. Si la has escrito tu: felicidades por hacerlo. Es bella.

el loco oficial dijo...

Don Fernando tiene razón, es usted brillante señora Dña. Aura. Esto sí que es un lujo. Simplemente genial.

Higronauta dijo...

Pesar que el último difunto que me escribió postumamente fue Pinochet... Algo muy malo habré hecho, o algo muy bueno habrá hecho usted, está claro :P

Deliciosamente envenenada esta misiva, sobra decir.

Crazy! dijo...

Si me hubiera dicho que esta carta se la dictó Fernan Gómez vía escritura automática me la creo igual. Lo suyo sí ha sido una posesión y lo demás pamplinas.

"¡Que no me manteen!". Me ha encantado.

fran le kinky dijo...

Enorme!

el brujo don carlos dijo...

Mire qué casualidad. Yo hace unos años también tuve en mis manos una carta de don Fernando Fernán Gómez. En ella brindaba su apoyo a la fundación de un periódico anarquista (que finalmente no vio la luz). Ahora lamento no haber hecho al menos una fotocopia.

Aura dijo...

Como apunta Crazy! muy acertado, ha sido un caso de posesión.
Gracias por los comentarios y por lo de "Deliciosamente envenenada".
Saludos.

elpablo dijo...

mi peli favorita de fernán gomes es "las ibéricas"!!

Möbius el Crononauta dijo...

Todavia hay clases. Si le contesta, dígale adiós de mi parte a Don Fernando.

Cecile B. Demente dijo...

"¡Yo he venido aquí a hablar de mi libro!"

Lo siento, no he podido evitarlo, a alguien le tenía que dar por hacer el garrulo y chafar el buen rollo reinante...

Nicho dijo...

Hay que ver también "El extraño vieje".

elputocriticón dijo...

estoy de acuerdo, esto es un claro caso de posesión..

Dr. Hichcock dijo...

¿Tenía los ojos en blanco mientras la escribía? Me hubiese gustado ver su cara.
Por favor, en su contestación dele las gracias por todas las ocasiones en que nos ha hecho amar el cine.

Estrellita Mutante dijo...

La muerte distorsiona tanto, solo puedo pensar en lo bueno que se volvió Jesus Gil de la noche a la mañana (literalmente, se entiende)

Kepa dijo...

Una gran perdida sin duda alguna...aun resuena en mis oidos aquel "señoriiitooo!!!!" gran pelicula sobre el cine