martes, mayo 09, 2006

Carlo Gesualdo, el Príncipe de Venosa.

Ya conocen mi particular pasión por los artistas cuyas excentricidades y almas torturadas a menudo han pasado por encima de sus meritos artísticos. En el caso de hoy, Carlo Gesualdo, uno de los músicos más significativos del Renacimiento italiano, compositor de maravillosos madrigales, se dice de sus creaciones que sólo podía haberlas escrito un psicótico.

Segundo hijo de Don Fabrizio Gesualdo y por lo tanto nacido en una familia aristocrática muy vinculada a la Iglesia, ya sus primeras composiciones de juventud tienen un estilo totalmente nuevo: experimentaba con extrañas armonías cromáticas y giros imprevistos. Escogió poemas llenos de paradojas y de imágenes eróticas y les puso música como en una improvisación inspirada, con la música totalmente distorsionada, escogiendo temas trágicos y buscando siempre lo más espeluznante y grotesco.

Pero Gesualdo fue más conocido en su época por su vida que por sus magníficas obras. En 1586 se casó con su prima Donna Maria d’Avalos, varios años mayor que él y que había estado ya casada en dos ocasiones. Un día Carlo fingió que salía a cazar y cuando volvió a su casa de forma imprevista encontró a su mujer en la cama con su amante: Fabrizio Carafa. Los informes de su venganza abundan en crueldades. Carlo hizo que sus sirvientes les dispararan varias veces y después los destrozaran con la espada, además de mutilar sus genitales mientras él observaba la escena como espectador complacido, incluso colaboró con algún corte. Pero esto no fue suficiente, observando a su pequeño, advirtió que guardaba mucha mayor semejanza con Fabrizio Carafa que con él mismo y mantuvo al niño colgado en la cuna del techo hasta que murió asfixiado.

A partir de aquí y aunque volvió a casarse y tuvo otro hijo, la salud mental del príncipe se fue deteriorando. Se sentía culpable por la muerte de sus dos hijos y se sometía a flagelaciones y prácticas masoquistas para expulsar a los demonios que habitaban en su cuerpo. Además de obsesionarse completamente con la figura de su tío, San Carlo Borromeo, canonizado en 1610. Escribía a menudo al cardenal Federico Borromeo pidiéndole desesperadamente reliquias y retratos del santo.

Carlo murió el 8 de septiembre de 1613, después de una de esas sesiones masoquistas. Según algunas fuentes pudo haber sido asesinado por alguno de esos jóvenes que lo flagelaban. Su novelesca vida podría ser perfectamente el argumento de una película, lo que me extraña es que no la hayan llevado al cine aún.

22 comentarios:

el brujo don carlos dijo...

Ahora, a partir de tu post, algún productor se interesará por llevarlo al cine :)

Markitos dijo...

Veo que el mundo está muy loco en cualquier época.

Kalimero dijo...

Joer con la venganza del Carlo... el nene que culpa tenía de que su madre fuera ligera de cascos??? Locos, lamentablemente, ha habido siempre.

Saludos.

Nicho dijo...

Ay, esos tiempos en que no era delito matar al adúltero (parece que también a los resultados de los desahogos) pillado in fraganti.

Pues nada, Aura, cada día consigues dejarme "pasmao".
Gracias y un saludo.

Pussy Galore dijo...

A mi no me extraña que no hayan hecho la peli, los malos tratos infantiles no están admitidos en el código Hays del S XXI. Me encanta este post.
Un beso!

Baldanders dijo...

En estos tiempos que corren, en una película sobre este tema, sólo llamaría la atención la época.

noemi dijo...

Sin la ayuda de los medicamentos antipsicóticos habría aun más de casos similares en nuestra época. Horror.

dame pánico dijo...

tú ya has escrito el guión. me ofrezco para el verdugo.

Crazy J! dijo...

Espeluznante la vida de este hombre. Lo primero iré a oir algunas de sus obras y lo segundo... hablaré con el representante de Takeshi Miike para proponerle una idea para su próxima película ;-)

K. dijo...

Sí! Una película perfecta... si fuera productor me pondría manos a la obra... pero me falta dinero :-(

Illuminatus dijo...

Audition... y se creen que con es nos meten miedo. Pues si...

Por cierto, Fraulein Aura, ¿compartiría usted la noción que he leído por ahí de que el reciente cine de terror americano (o de estilo parecido) es más bien, como lo llaman ellos, "murder porn"?

roberto dijo...

sobre este tipo

FREAK FREAK FREAK !!!!

Hijo Tonto dijo...

aura, búsquese esto, usted que sabe buscar...

http://ecmrecords.com/Catalogue/New_Series/1400/1422.php?lvredir=712&catid=0&doctype=Catalogue&order=releasedate&we_search=%2BGESUALDO&rubchooser=302&mainrubchooser=3


ahora, respecto al frikerio... yo diria que hay que escuchar la música y luego pensar que era 1600 y bueno... pues nada, que era normal.

Rain dijo...

Donde haya muerte de niños, niet, nada. Me alejo.


.
.
.
.
.
.
.
Tomo nota de este nombre yu de su post, Aura.


Hasta pronto.

Aura dijo...

Illuminatus, me deja usted perpleja con lo de "murder porn". No lo había oído nunca. Reconozco estar un poco out del mundo de las revistas cinematográficas... Me informo y le digo algo. (Por de pronto a mí estas etiquetas me hacen reír bastante).
Hijo Tonto. Mil gracias por el link. Precisamente tengo este disco bajándose ;)

J.Álvarez dijo...

Buuuf! :O Q bestia! :D
Lo que dices de: "Escogió poemas llenos de paradojas y de imágenes eróticas y les puso música como en una improvisación inspirada, con la música totalmente distorsionada, escogiendo temas trágicos y buscando siempre lo más espeluznante y grotesco" parece propio de música del siglo XX! En serio era así su música!

Anónimo dijo...

Lamento contradecir al autor de est web:¡sí existe una película sobre Carlo Gesualdo, Principe da Venosa!.
Werner Herzog dirigió en 1995 una película de 60 minutos, Death for Five Voices, sobre Gesualdo. En su web oficial se presenta de esta manera: The eccentric and tragic life and death of Carlo Gesualdo, the Prince of Darkness, who as a visionary in the 16th century composed the music of the 20th. Dejando al margen sus valores estrictamente cinematográficos, su contenido fue duramente criticado por los musicólogos expertos en la figura de Gesualdo: recordaron que antes de dirigir el film, el director debería haber leído alguna biografía seria del príncipe, como la de Glenn Watkins (principal base, por otra parte, de estas notas biográficas).
Tambien decir que hay una compañía teatral en España (de Vitoria) que está trabajando en un guión sobre aspectos humano-musicales de este magnífico compositor de madrigales.

Anónimo dijo...

ESTO ES UNA PUTA MIERDA PARECE UNA PAGINA DE PUTAS

Anónimo dijo...

pri es gay que se sepa por todo el puto pais pri es GAY

pri dijo...

pri no es gay

Anónimo dijo...

eres mas feo que chuc norris comiendo chili picante

protuberancias dijo...

hasta mi abuela puede escribir esto