miércoles, mayo 31, 2006

El Laberinto del Mundo y El Paraíso del Corazón

Después de pasar un par de días ocupada en asuntos personales vuelvo para comentarles uno de los últimos libros que han caído en mis manos.

El Laberinto del Mundo y el Paraíso del Corazón” fue escrito a mediados del siglo XVII por Jan Amos Comenius, teólogo, filósofo y pedagogo que nació en lo que hoy es la República Checa.

Es fundamentalmente una narración alegórica (con muchos paralelismos con “La Divina Comedia”) y también un viaje iniciático narrado en primera persona y que tiene como protagonista al propio Comenius. Está escrito en tono autobiográfico, después de que el autor pasará por diversas desgracias en su vida y muestra el mundo como un complicado laberinto en el que nada parece tener sentido.

Para leerlo he tenido que recurrir a la versión en inglés del conde Lützow (a la que pueden acceder desde aquí) ya que no se conoce traducción ni edición española. Algo a lo que nunca me acostumbraré.

Les comento un poco el inicio de la narración para que se hagan una idea por si les apetece su lectura:

Comenius que se llama a sí mismo “el peregrino” decide emprender un viaje buscando qué ocupación en el mundo le puede resultar más agradable, como él dice “para investigar todos los asuntos que atañen al hombre bajo el sol”.

Pronto se le unen la “Ubicuidad” y también el “Engaño” como acompañantes y guías de su búsqueda, ambos sirvientes de la Reina “Sabiduría” que rige el mundo (también llamada “Vanidad”). “Ubicuidad” sujeta al peregrino con unas bridas hechas de “Curiosidad” y “Engaño” le da unas gafas que en lugar de hacerle ver las cosas más claras le hacen ver lo grande pequeño y lo pequeño grande, las cosas bellas feas, etc.

A continuación lo conducen a una torre muy alta que casi toca las nubes desde donde pueden ver la Ciudad del Mundo, rodeada de abismos y con dos Puertas, que se llaman de la “Vida” y de la “División”. Para traspasar la puerta de la “Vida” se tiene que pasar por delante del “Destino” que escribe en un papel la misión de cada persona que está esperando para entrar a la ciudad.

El primer contacto del peregrino con la Ciudad es en el Mercado Central, donde la gente se dedica al intercambio y al comercio. Comenius se da cuenta de que allí para relacionarse todo el mundo usa una máscara. Lo que consiguen en sus negocios depende mucho de su habilidad para usar esas máscaras. Muchos tienen deformidades faciales, partes de su cuerpo de animal o parecen monstruos, aunque se comportan como humanos. El peregrino no logra comprender como consiguen entenderse, ya que cada uno habla una lengua distinta…

Como pueden ver el contenido de “El Laberinto del Mundo” es prácticamente de carácter simbólico y es una crítica bastante dura a la falsedad del ser humano y también de los vicios de las distintas clases sociales y los excesos del poder de la monarquía, la iglesia o el ejército.

Aunque está escrito en el siglo XVII puede leerse perfectamente desde la perspectiva actual. Yo me he sentido fascinada leyéndolo, tiene un gusto muy marcado por lo grotesco y sus reflexiones sobre el mundo me divierten muchísimo.

Eso sí, sí quieren leerlo tendrán que recurrir a la versión online en inglés.

19 comentarios:

Pussy Galore dijo...

Hola Aura! pues ya te echaba de menos, la verdad. Este tipo de libros me encanta, son muy gráficos y son fuente inagotable de iconografía para artistas.
Qué bien que has vuelto!

Markitos dijo...

Espero que no sea tan aburrido como La Divina Comedia.

Illuminatus dijo...

Vamos, que habla de la naturaleza humana y por eso, aunque menos conocida, será más atemporal, mientras que la Divina Comedia, por sus múltiples referencias a personajes de la época de Dante es más netamente renacentista.

Eso si, a mí el simbolismo me acaba pareciendo un tanto cutre.

Kalimero dijo...

Suena interesante, le echare un vistazo a ver como ando con el idioma de Chaquespeare.

Saludos y rebienvenida!!!

el brujo don carlos dijo...

Este tipo de libros suelen gustarme. Lástima que no esté en pdf, que es más cómodo descargarlo.

Baldanders dijo...

Lo primero que me vino a la mente, fué que sería muy intersante convertirlo en un juego de mesa.

Para bajarlo, aunque no esté en pdf, se puede copiar y pegar el texto sin problemas.

Aura dijo...

Me ha gustado lo del juego de mesa, Baldanders.
Me pido ser Dios, que sale hacia el final ;)

Crazy J! dijo...

Qué título más bello ¿no? Dan ganas de devorar sus páginas solo por eso. Intentaré leerlo aunque mi inglés sea de todo menos inglés.

PD: Fíjese, que la he hechado de menos estos dos días. ;-) Saludos!

dame pánico dijo...

Destino, quién es ese tipo, anotando misiones como un escriba. de dónde saca las comandas? quién es su jefe? cuánto cobra? dónde va de vacaciones? es un prevaricador?

Horrorscope dijo...

Con lo comodón que soy... bueno habrá que hacer un pequeño esfuerzo y llerlo en la versión online en inglé.

noemi dijo...

Aura: necesito algún personaje que me mantenga. Que pague todas mis necesidades y lujos. Entonces me dedicaré a leer todo lo que nos recomiendas. No sé tú de dónde sacas el tiempo.

(¿Seré envidiosa?)

Un beso.

Higronauta dijo...

Coincidiría con don iluminatus en cuanto al simbolismo si la obra fuera moderna y/o contemporánea, pero tratándose de una novela del sigo XVII la cosa cambia y me siento atraído por su lectura...

chicostupidos dijo...

en realidad, lo bonito
es la amistad. quieras o no
es la verdad

El Mantícora dijo...

Sí! Lo conozco! Me lo habían recomendado ya. Luego de leerlo me quedó una sonrisa que duró varios días. No todos los días se encuentran cosas así.

He repasado el Typus Mundi que me ha enviado; muy interesante, ¡se lo agradezco mucho! El de Lambsprinck ya lo había leído en algún momento (aunque no lo terminé) pero volveré a él en cuanto los estudios "de verdad", malditos sean, me lo permitan.

Isaac dijo...

Excelente hallazgo!
El título me recordó a "el curso del corazón" de MJ Harrison, y de lo que puedo leer por el momento, combina partes de la concepción gnostica (el mundo como error) y la ambición faustica por la sabiduaría, aunque un poco disimulada.

Felicitaciones por el Blog

corima lumen dijo...

Así como dices, no hay traduccion ni edicion en español del Laberinto... hasta ahora...
ya lo tenemos traducido a ese idioma.... donde ofrecerlo? te interesa...?.
contactanos corima937@hotmail.com

Realmente es muy interesante.

Dr Infarto dijo...

En ocasiones veo pezoncillos.

Al dijo...

Muy del estilo de la época. Échale un vistazo a Los sueños de Quevedo, al Laberinto de fortuna de Mena o a mi favorito dentro de la literatura alegórica: El Criticón de Gracián. La divina comedia es un prodigio, y al comentarista que indica que no le gustó, le recomiendo que lea una buena traducción, porque es cierto que las hay infumables y forzadas. Creo que la mejor es la de Crespo.

Sucede mucho que un gran libro resulte inaccesible por su traducción. Yo no me pude leer Las metamorfosis hasta que me di de bruces con la edición de Alma Mater. Me daban mil patadas las traducciones en verso forzado, imitando hexámetros de manera absurda. El castellano es una lengua distinta al latín, y traducir verso -sin rima, además, sino rítmico, musical por cantidad silábica- por verso rimado me parece espantoso.
Milagros de un buen traductor: Las metamorfosis de la colección Alma Mater, llevan la firma de Ruiz de Elvira. Y ese compendio del mito mínimo, catálogo de historias cuasifolclóricas de transformaciones de dioses, héroes y hombres, es ahora uno de mis textos favoritos...

Aura dijo...

Todos los textos que cita me apasionan muchísimo.
Ahora estoy entusiasmada con El sueño de Polifilo y con el ensayo de Siruela sobre el mismo título escrito por la princesa Kretzulesco. Si vuelve a pasar por aquí y ve mi comentario se lo recomiendo mucho.
Un saludo y decirle que comparto la fascinación hacia las Metamorfosis.