viernes, febrero 08, 2008

La Nariz de Moritz

Mira Lobe. La Nariz de Moritz. A partir de 9 años.

La niña le miró de reojo por entre sus rubios mechones y le entregó la llave.
-Será que la cerradura está estropeada. Pruebe usted si quiere.
Moritz metió la llave en la cerradura.
-¡Ya está, abierta!
La niña dio un salto y le abrazó contentísima. Como era la mitad de alta que él, el abrazo fue a media altura. Su frente rozaba la barriga de Moritz.
-¡Qué duro es usted! Mi padre es mucho más blando.

***

-¿Y yo? –preguntó Dula-. Huéleme – y se acercó, y rodeó su cuello con los brazos, y aplastó su naricita contra el pecho del cartero.
Moritz aspiró el olor de Dula. Tanto, que ella oyó el sonido de su respiración.
-Hueles a manzanas frescas –y tras una pausa-: A mí me gustan las manzanas. Sobre todo las manzanas frescas.
-Entonces todo va bien. Podrías esperarme y nos casaríamos.
Dula le rozó la mejilla y le entró risa porque sintió el picor de su barba.
-Tú estás soñando, Dula. Yo tengo casi el triple de años que tú –y Moritz se echó a reír.
Ella sacudió la cabeza.
-Ya los he contado. Una diferencia de doce años no es tanto. El año que viene tendré nueve años, el siguiente diez, y con dieciséis ya me puedo casar. Para entonces casi te habré alcanzado: solo cuatro años de diferencia.
-Pero Dula, ¿tú cómo cuentas? Yo también seré entonces más viejo que ahora. Cuando tú tengas dieciséis yo tendré casi treinta. No querrás un marido tan viejo.
-¿Cómo que no? –le abrazó con todas sus fuerzas-. Y entonces viajaremos a la isla, ¿verdad? La de las palmeras y los cocoteros, y seremos como Robinson. Yo llevaré un largo collar de corales.
-Y yo una barba larga –dijo riendo Moritz-. Yo construiré una casa, iré de caza y de pesca, y tú guisarás y lavarás la ropa.
Dula se puso seria.
-No hará falta lavar. Allí hará calor y no llevaremos nada.

Mira Lobe nació en Görlitz (Alemania) en 1913. Tras varios años de residencia en Palestina, se trasladó a Austria y adoptó la nacionalidad austríaca. Tiene en su haber una gran cantidad de títulos dedicados a los más pequeños. Ha sido galardonada con el Premio Nacional Austríaco de Literatura Juvenil en 1958 y en 1965, y con el Premio de la Ciudad de Viena en 1961, 1965, 1968, y 1970. Sus obras han sido traducidas a prácticamente todas las lenguas europeas

12 comentarios:

Jefe Dreyfus dijo...

Moritz era el nombre de uno de los concursantes de O.T. y es el nombre de una marca de cerveza.. soy consciente de que no aporta nada, pero..


elputocriticón.

drzito dijo...

Oooh, que recuerdos! Me gustaba la parte en que Moritz trabajaba de cartero y descubria que las cremas antiarrugas de las señoras eran de mentira.
Mundo de la imaginacion!

Aura dijo...

Debo ser yo... Demasiado Érotique.

fran le kinky dijo...

uno de mis libros favoritos de jovencito, que lei ademas con unos cuantos años mas de los se recomendaba...curiosamente eran libros que mandaban leer a mi hermano pequeño que siempre acababan en mis manos.
Y si, un poco lolitesco...
Jim Boton y Lucas el Maquinista tambien tenia lo suyo, y muy retorcido se tendria que ser para buscar un doble sentido digamos explicito...

El canibalibro dijo...

Estupendo post. Un Gran descubrimiento Mira Lobe, gracias.

Un saludo del Canibalibro.

elpablo dijo...

jaja qué grasioso!

Higronauta dijo...

¿Los cuentos de esta señora se vendían en nuestras tierras??

Enrique Ortiz dijo...

No lo conocía, Aura. Manzanas frescas, no llevar nada. Sí, Érotique, desde luego. Un beso, Aura :)

el Mantícora dijo...

Ayer casi me saltan las lágrimas al ver unos cuantos títulos de la colección "El Barco de Vapor" en una librería. Qué bien.

Estrellita Mutante dijo...

Viva el Barco de Vapor y sus fantásticas aventuras, desde los blancos hasta los rojos, todos me encantan.

Möbius el Crononauta dijo...

Tiene muy buena pinta.

¿Por casualidad conoce usted la obra de Reimner Zimnik?

maria jose dijo...

estoy realmente asombrada con este libro,para mi es erotico,y con una connotacion que no es acorde para un niño de 10 años...se lo hicieron leer a mi hijo en el colegio y hasta el se dio cuenta de eso.