miércoles, febrero 13, 2008

The Soft Sea

Posted by
Lost Driver

Overture to the Soft Sea


Bajo un fondo de olas marinas, la varonil voz de Jesse Pearson nos dibuja la escena: “El mar nos rodea. Eso es todo lo que necesitamos. Nosotros... así como permanecemos... nosotros.”

Esta simple pero profunda evocación es el inicio del álbum “The Soft Sea” (Warner Bros Records, 1970). Perteneciente a una trilogía que glosa sobre el elemento marino (junto a “The Sea” y “Home to the Sea”), tiene su base en la música de la compositora Anita Kerr y las reflexiones poéticas de Rod McKuen. La ejecución instrumental corre a cargo de la orquesta The San Sebastian Strings.

Con títulos como “Wake Up”, “The Monotony of Games”, “What About Tomorrow?” o el más evidente “Naked in the Sunlight”, el disco nos regala diversos instantes de auténtico ensueño. El ensueño mágico del amor de una pareja con el mar como fondo para una serie de reflexiones sobre la vida, la naturaleza y el amor en libertad, todo aderezado con ora melancólicos, ora vitalistas pasajes musicales. Vamos, lo que en un nivel más prosaico llamaríamos “música para enrollarse”.

Sin embargo, no puedo dejar de ver en este The Soft Sea –así como en otros muchos ejemplos de estas grabaciones- un elemento extra, que bien podría estar ligado a la idiosincrasia de otro tipo de material de la época tales como libros, o películas, en los que esta idealización del concepto de amor y el despertar sexual provoca una cierta imagen cómica en ocasiones, en el que escribe estas líneas. Tal vez fuera esta la base de parodias como la de la famosa escena de literal “enrollamiento” que tiene lugar en el flashback de los dos enamorados en la isla en “Aterriza como puedas”, a su vez inspirándose en “El lago azul”.

Quizá tenga la culpa la voz de Pearson, tan perfectamente masculina que puede ser tomada a veces un poco a risa. Estamos aquí pues, otra vez, ante un cocktail de sentimientos encontrados.

Por lo que respecta a su musicalidad, también diré que es un álbum con episodios francamente ‘sampleables’, aunque quizá no en la manera más obvia de, por citar un ejemplo, los álbumes de David Axelrod, un caso más serio en todos los sentidos.

Simplemente disfruten, rían o lo que quieran ante “The Soft Sea”. Los descubrimientos son para eso, ¿no?

Naked in the Sunlight

Posted by Lost Driver


7 comentarios:

el Javi dijo...

A mí el mar me relaja, pero un buen plato de paella en un chiringuito también.

Aura dijo...

Really 'softcore' :)

fran le kinky dijo...

vaya campeones que estais hechos!
que tiembles discos 100 y las cubetas de los cash converters!
por cierto, el termino "musica para enrollarse" me suena!
Yo lo copié de Los Simpson, por eso...
un abrazo

Higronauta dijo...

Mésmerico a la par que pacificador. Quizás halla encontrado la cura a mi insomnio galopante...

¿Alguna forma de conseguir estos elepés por los medios internáuticos? (dudeo)

Lost Driver dijo...

En Amazon se pueden encontrar varios discos de Rod McKuen y a unos precios razonables...

variopaint dijo...

Encontré tu blog de casualidad y me encantó...te enlazo al mío...
saludos!
M.

el loco oficial dijo...

yo me he acordado de las oberturas de Mendelssohn: Las Hébridas y the fair Melusina...y del poemas sinfónico El Mar de Debussy, cómo no!