jueves, febrero 23, 2006

La Isla Encantada de Eden Ahbez

El de hoy es uno de mis discos favoritos, la Isla de Eden Ahbez es el paraíso de un genio o de un loco, el Walt Whitman de la exótica:
En 1959 Eden Ahbez campaba a sus anchas en el parque Griffith (Hollywood) tocando la flauta y meditando sobre la hierba o encaramado a un árbol, cuando Bob Keane, propietario de Del-Fi Records se fijó en él. Le llamó la atención aquel individuo de aspecto mesiánico, con sus largos cabellos y barba de color indefinido y sus ropas sucias y raídas.
Cuando Ahbez se presentó en su oficina con sus canciones, Keane se sorprendió al saber que aquel hippie había escrito un clásico musical: “Nature Boy” para Nat King Cole y que había sido un número uno. Ahbez le había ofrecido la canción al productor de Cole pero cuando la compañía quiso ponerse en contacto con el autor por los derechos Ahbez había desaparecido. Consta que ganó unos treinta mil dólares con la canción pero que sólo tomaba tres dólares a la semana para comer.
La vida de Eden es muy literaria. Creció en un orfanato y durante su adolescencia se hizo vagabundo, viajando a pie o colándose en el vagón de algún tren, hasta que se estableció finalmente en California. Su nombre real era Alexander Aberle pero se lo cambió por Eden Ahbez aunque lo escribía siempre en minúsculas porque pensaba que sólo Dios podía escribirse en mayúsculas.
Keane quedó muy sorprendido con los temas de Eden, -este personaje profético, estudioso del misticismo oriental que vivía en una comuna en Topanga Canyon practicando lo que él llamaba el estilo de vida “naturmench”-. Los poemas canción de Ahbez le parecieron una curiosa mezcla entre “El profeta” de Kahlil Gibran y los gorgoritos beatnik de Rod McKuen. Se llevó la impresión de que Ahbez era un visionario capaz de transmitir imágenes con su música mejor que cualquier otro intérprete, aunque sus cualidades vocales no fueran nada del otro mundo.
Pensando en los arreglos musicales, Keane llegó a la conclusión de que los poemas de Ahbez sonarían realmente bien con percusiones exóticas y un acompañamiento de piano, al estilo de Martin Denny. Para ello encontró al pianista perfecto para el disco, el músico de jazz Paul Moer. Además en el estudio se les añadieron Emil Richards (vibráfono, marimba), Jimmy Bond (bajo), Earl Palmer y Frank Capp (percusiones) y un coro femenino.
El primer single “The Old Boat/Tobago” salió en Noviembre de 1959 con efectos de sonido hipnóticos como el rumor del mar y el viento y trinos de pájaros tropicales.
“Eden’s Island: The Music Of An Enchanted Island” salió como LP en 1960. Desafortunadamente el álbum no tuvo demasiado éxito. Hasta 1993. Bob Keane recibió una llamada de un coleccionista que había leído sobre el disco en “Incredibly Strange Music Vol.1” y pensaba que era una obra maestra.
En 1995 se reeditó el álbum, pero poco después moría Ahbez al ser atropellado cerca del desierto de Hot Springs donde vivía desde hacía algún tiempo.

Espero que Ahbez esté disfrutando ahora de su Isla.

“What I mean by the Principle of Oneness is this:
That we must learn to realize
That there’s nothing separate or apart.
That everything is part of everything else.
That there’s nothing above us,
Or below us, or around us.
All in inherent within us.
Like Jesus said, “The Kingdom is Within”

Les dejo tres temas para descargar:Eden’s Island, The wanderer y The Old Boat


11 comentarios:

Baldanders dijo...

Como siempre Aura, un placer visitarla.

Pussy Galore dijo...

uy, muchas gracias por el descubrimiento, en cuanto llegue a casa lo descargo!

el brujo don carlos dijo...

También es mala suerte ser atropellado en el desierto.
Luego escucharé a este singular personaje.

Nicho dijo...

La canción del barco da verdadero miedo, parece que va a naufragar (no se sabe si el barco o la canción), la flauta casi funeraria.

Su erudición le dejan a uno pasmao.

Saludos, Aura.

noemi dijo...

Se lee atractivísimo. Muy de la época del "peace and love", me parece.
Qué lindos artículos escribes.

Higronauta dijo...

Tuve la fortuna de poder descargármelo hace poco de una de las maravillosa páginas enlazadas en Weirdomusic y es un disco que gana audición tras audición.

he who can not be named dijo...

¿¿¿que sería del mundo sin esos locos románticos??!!!

XTN dijo...

Me quedo con su inconmesurable reflexión acerca del racismo:

"Some white people Hate black people,

and some white people Love black people,

Some black people Hate white people,

and some black people Love white people.

So you see it's not an issue of black and white,

it's an issue of Lovers and Haters."


Absoluta y llanamente genial.
Le mando un beso.

leandro dijo...

de este muchacho sabía más nada que poco...

anduve sin tiempo estos días y hoy he regresado por aquí: precioso el síndrome del acento extranjero, y drew, claro, como siempre

jeffCostello dijo...

me he descargado la de nature boy, parece ser que la toca el miles davis; mmm... me gusta, pero no es justo juzgar así, a ver como será el resto.

Este blog, un agradable descubrimiento, de momento.

Anónimo dijo...

perropiedra@hotmail.com
sin duda un disco impresonante, capaz de transmitir la quietud e inquietud de estar perdido en el tiempo, en su proia isla, donde las fogatas alumbran la playa y los jovenes se enamoran espantando a las serpientes cerca de las cañas de azucar sabiamente acompañados de mangostas...un cruce entre martin denny y la poetry beatnik (denny por lo de la exotica), su flauta maravillosa en algunos pasajes imita al canto de las aves marinas y en the old boat se siente la inseguridad de la mar quieta como dice en full moon:"knowing the thrill of loneliness and loose all sense of time..be free" palabras que erizan los pelos como su aspecto,como dice ud, una vida literaria, como daniel defoe describio al robinson crusoe...
en 1995 eden volvio a su isla, alla debe estar mirando como los barcos entran y salen, debe estar disfrutando de la comida, de la gente, de la musica...
emocionante....