martes, febrero 21, 2006

El Síndrome del Acento Extranjero

Un síndrome más para mi colección:

El síndrome del acento extranjero lo padecen quienes, tras un accidente y al haber sufrido daños en el cerebro, se encuentran con que su acento y su forma de hablar han cambiado enormemente. Es posible que un individuo que sufra esta dolencia no haya estado nunca en Francia, por ejemplo, pero un buen día se levantará hablando con un misterioso acento francés. Esto sucede porque se daña una pequeña parte del cerebro que es la que regula los sutiles cambios en la pronunciación de las vocales, el alargamiento de las sílabas, altera la velocidad al hablar o provoca que se pronuncien mal algunos sonidos. En algunos casos, el acento del enfermo, más que parecerse a una lengua conocida se manifiesta curiosamente exótico, una invención bizarra de la mezcolanza de lenguas diversas. Y en algunas ocasiones, aunque escasas, algunos pacientes bilingües involuntariamente cambian de lengua con la puesta de sol, (el porqué no sé decírselo).
El primer caso de este síndrome se registró en 1941 en Noruega, después de que una señorita sufriera heridas de metralla durante un ataque aéreo. Al principio tenía serios problemas al hablar cuando comenzó a recuperarse, pero cuando volvió a desenvolverse verbalmente había adquirido un fuerte acento alemán y para su consternación, su comunidad la aisló socialmente.
Uno de los últimos casos conocidos sucedió en 1999, Tiffany Roberts, de 61 años, acabó harta de tener que convencer a todo el mundo de que no era inglesa y que en realidad había nacido en Indiana. Un lingüista estudió su caso y aseguraba que presentaba un perfecto acento cockney.

Anteriores síndromes:
El síndrome Capgras
El síndrome Dr. Strangelove

13 comentarios:

Pussy Galore dijo...

oh, mun amur, Auga, que desgggasia mas gggande, asi por el guesto de mis dias...

Markitos dijo...

No va en coña, no?
Por que con todos los golpes que me he dado en la cabeza, no he cogido ningún acento raro, ni el acento madrileño tengo por nacimiento, óyes cháti.

el brujo don carlos dijo...

Ahora entiendo por qué Aznar habla catalán en su casa

noemi dijo...

Yo tengo ese síndrome, pero no por daño orgánico, sino de tanto leer blogs españoles, que me encantan.
Ya hablo con "ese" y "ce" tan característica de ustedes :P

gus_ dijo...

Pero che que bárbaro, ahora me doy cuento de porqué me sale este acento argentino che, si soy de Filipinas!

Kalimero dijo...

Che, viste!!!! Que post más pelotudo!!! xDDD

Los misterios del cerebro humano siempre me sorprenden.

Saludos.

Dr.Benway dijo...

Don Carlos no olvide usted el acento tejano

kuroi yume dijo...

jajaja
y eso es por un daño leve en el cerebro. Por un poco más te puedes encontrar a gente que habla con sílabas sin sentido, (eso sí, con pronunciación y prosodia) y se enfadan si no les entiendes!!

Ej: lialialai laialiali, lal?
laaaaaaaaaal!!?

Illuminatus dijo...

Eso no es nada raro, yo hablo alemán con acento americano.

J.Álvarez dijo...

Seguro que por culpa de este síndrome murió algún espía que otro durante la guerra fría... ¡imagínate que te tiras años perfeccionando tu acento americano, y por un golpe lo olvidas todo y tu acento termina por ser ruso! (o a la inversa). Los días contados, vamos... :)

lak_brona dijo...

Ays yo tengo ese síndrome. Soy gallega nacida en suiza con un misterioso acento belga...todos me lo dicen aunque yo no me lo note.
Por cierto, no tiene cura.

Anónimo dijo...

lindo blog, yo hablo ingles, italiano, español, y estupideces, de modo natural, espero que tenga cura.

winfred marcelo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.