viernes, febrero 17, 2006

Tiny Tim y su ukelele.

Tiny Tim o Herbert Khaury (su verdadero nombre) fue uno de los artistas más estrambóticos del panorama musical de los años sesenta, un trovador moderno que lucía extrañas corbatas de colores y entonaba viejas canciones con voz de falsete.
Aunque mentía reiteradas veces cuando le preguntaban por su año de nacimiento, parece ser (de acuerdo con su pasaporte) que nació el 12 de abril de 1932 en Nueva York, hijo de padre Libanés y madre judía.
La leyenda cuenta que sus primeras actuaciones fueron en un cabaret de lesbianas, pero lo cierto es que tuvo que tocar en numerosos clubs antes de que le sobreviniera el éxito, usando diferentes seudónimos, como el de “Larry Love”. Uno de los nombres que más utilizaba era el de Tiny Tim, que finalmente adoptó, inspirado en el personaje de “Cuento de Navidad” de Dickens.
El éxito fue rotundo cuando empezó a actuar en programas televisivos como el de Johnny Carson, Ed Sullivan o Jackie Gleason. Imagínense el shock que supuso para los espectadores ver un tipo de enorme estatura, vestido con trajes de colores brillantes, con gran melena rizada y entonando temas de la música popular americana (de entre 1890 y 1930) con su imposible voz de falsete. Todo esto acompañado de su inseparable ukelele, elemento distintivo del artista, que hacía una verdadera reivindicación del instrumento.Su primer álbum salió en 1968 “God Bless Tiny Tim” y contiene su hiper mega hit “Tiptoe Thru The Tulips”, tema que gustaba especialmente a Groucho Marx. El disco incluye también una versión del “I Got You Babe” en la que hace un dúo ¡consigo mismo! Alternando su voz habitual de falsete con la de barítono. Este LP es el colmo del eclecticismo, Tiny Tim incluso cuenta un cuento.
Su segundo disco “Tiny Tim’s 2nd Album” no fue tan exitoso pero incluye un elemento perturbador mítico: en la portada aparece fotografiado junto a sus padres, que por supuesto no participaron en el disco. Un hermoso homenaje a la familia.
Tiny no sólo era conocido por su belleza y sus dotes artísticas, sino que su excéntrica personalidad asombraba al público: aprovechaba cualquier oportunidad para confesar que estaba obsesionado con la limpieza y el aseo personal, y además aseguraba que el sexo le parecía repugnante.
En una ocasión el cantante explicó que había hablado con Cristo sobre si debía cortarse el pelo y que este le había respondido que no “Por eso creo que mi éxito fue un milagro” dijo Tim “El milagro más grande que jamás había sucedido en el mundo del espectáculo”.
Tal vez.

Anteriores episodios de monstruos musicales:
Korla Pandit
Orion, el Elvis Enmascarado

15 comentarios:

he who can not be named dijo...

si él era feliz.....quienes somos nosotros para juzgarle?

J.Álvarez dijo...

JUA,JUA JUA!!! Q buena la portda de los plátanos! :D El tío tiene un algo... un atractivo especial... XD

leandro dijo...

es que tiny tim tiene algo de groucho, de los monty, de lo básico del absurdo, y por tanto, imprescindible

Kalimero dijo...

Jodo, vaya flipado de la vida... y vaya napia gastaba el jodio.

Pd que no viene a cuento: se va a hacer una pelicula sobre la Condesa Bathory con financiación hungara e interpretada por Famke Jansen.

Aura dijo...

Mmmm interesante lo de la película, aunque a Famke Jansen, no sé porqué no la veo... Veremos.

Saludos.

Pussy Galore dijo...

Menos mal que la tengo a usted que me trae estas geniales historias cada dia. Ay, que mal me encuentro hoy! Un beso,

Pussy, like a drama queen.

noemi dijo...

Ese tipo de locos narizones me causan cierto delirio extraño..

Higronauta dijo...

Este hombre es una voz clamando en el desierto musical actual, demostrando que lo outsider es bello y fascinante. ¿No sabrá alguien si tiene pendiente alguna visita a la península celtibérica, verdad?

El Mantícora dijo...

¡Mierda! ¡He estado recluído tres días en una isla y me he perdido dos entradas sobre temas que me interesan más que otras cosas!

De los juicios, condenas y castigos de los endemoniados, licántropos, hechiceros y demás cosas que aterrorizan a la gente de manera extraña podríamos conversar horas.. hablando de lobos, seguramente haya leído sobre la "Bestia de Gévaudan" ¿porqué no le dedica un post antes de que lo haga yo?

En cuanto a los monstruos marinos, ha citado uno de mis textos favoritos. El pez-isla del que se habla en San Brandán, el Zaratán (nada que ver con cierto pueblo español) hizo que el obispo Eric Pontoppidan, de Noruega declarara que todas las islas que se mueven son krakens. Por otra parte, el animal tiene un análogo en las tradiciones japonesas, una anguila si recuerdo bien. Le recomiendo visitar el artículo del excelente Libro de los Seres Imaginarios de J.L. Borges.

En cuanto a los monstruos musicales, recientemente escuché un cover de Fire (el hitazo ultra bizarro del ultra bizarro Arthur Brown, aquel del Crazy World of.. [I am the God of Hellfire.. and I bring you.. FIRE!!]) hecho por una genial banda local, Los Peyotes.

Horrorscope dijo...

Gracias por comentar en mi hermética cloaca web, es usted un encanto. Yo llevo un tiempo leyendo su blog (de hecho la tengo enlazada), pero nunca me había dado por comentar, ya ve y el hecho de que lo haga ahora puede que sea por sentirme alagado ante su comentario y que me parecía muy autocomplaciente dedicarle estas palabras en mi blog.
Pero dejando mis gilipolleces a parte, Tiny, UN CRACK.

Illuminatus dijo...

Lástima, me quedo unas semanas sin ordenador y me pierdo tanta creatividad...

Fantástico lo de Finlay y la Isla de los Muertos (conocía la versión Gigeriana, encantadoramente perturbadora). Bierce es obigado para cualquier persona que tenga gusto por la sátira y el sarcasmo y Holmes... interesante tipo. Un Gilles de Rais modernizado.

JOLGORIO dijo...

Originalidad no le faltaba al personaje, la verdad en que es mas de otro mundo que de este. Un beso.

bubastis dijo...

¡Este tío es increíble! ¿Cómo he podido vivir todos estos años sin conocerle?

the k affair! dijo...

notable, francamente notable.

además pude retraerme hacia Orión, que me era desconocido. Un personaje con inescrutable potencial literario para nosotros, los fanáticos de Elvis.

Feddosy dijo...

Excelente nota. El aspecto del personaje me recuerda a Fito Páez, el rockero argetino, ¿lo conoces?

Salud!