lunes, mayo 07, 2007

Morgiana, Juraj Herz (1972)

Las tres películas que he conseguido ver de Juraj Herz: The Cremator, Morgiana y Panna a netvor me parecen una maravilla, films bellísimos y de cierta complejidad narrativa que se adentran en el fantástico por caminos menos frecuentados. De Morgiana trataré hoy, Panna a netvor quizás es su película más comentada, una versión de la Bella y la Bestia que no supera la de Cocteau, pero que resulta más inquietante y angustiosa, y después está The Cremator, bueno, de The Cremator hablaré en otra ocasión.

Morgiana (1972) es una exploración más de lo fantástico pero esta vez adentrándose en el territorio del melodrama gótico, tan estilizado que adquiere tintes delirantes. Trata, entre otros, el tema del doble, ya que las protagonistas son dos hermanas: Klara y Viktoria, interpretadas por la misma actriz pero totalmente opuestas y para eso se exageran al máximo los detalles del vestuario y el maquillaje. Viktoria es plenamente oscura, su piel es cadavérica y tiene los ojos enmarcados en negro; en cambio Klara viste colores pastel y tiene una larga melena anaranjada con rizos imposibles… Debido a una herencia y a que Klara tiene un gran atractivo sexual para los jóvenes de la localidad, Viktoria siente un odio rabioso hacia su hermana que se acrecienta con sus deseos sexuales reprimidos.

El escenario de los arrebatos violentos de esta señorita es “Grinland”, un universo hermético decadente, a caballo entre el siglo XIX y el XX. Y hasta tal punto llegan los celos, que Viktoria planea envenenar a su hermana en un largo proceso de sufrimiento que lleva la historia a extremos grotescos en un exceso visual y narrativo que va in crescendo de tal forma que la película llega a convertirse en una espiral, en un juego cruel entre el ratón y el gato.

Porque, ¿quién es Morgiana? Es la pregunta que se hace el espectador al inicio del film al comprobar que ninguna de las protagonistas tiene ese nombre. ¿Tal vez la madre ausente?, ¿una tercera mujer en la trama?... Hasta que asistimos estupefactos a unos planos subjetivos de alguien que observa la historia desde fuera. Ese alguien maúlla, y entonces descubrimos que Morgiana es la gata de la mala Viktoria y tiene mucho que hacer en la película…

11 comentarios:

el brujo don carlos dijo...

¿Morgiana? ¿la gata? Pues no parece tan mala :)

Crazy J! dijo...

"Panna a netvor" es una maravilla, con aquella Bestia con forma de medio pajaro demacrado. El resto las desconocia por completo, pero su recomendación y la mirada de la gata Morgiana me han hecho decidirme a visionarlas. Saludos!

noemi dijo...

Todo muy interesante, pero no me pongas la foto de un felino por que ... estoy enojada con los hombres :):)

Javi dijo...

Con ese mismo argumento como base cualquier escritorzuelo fantástico de actual nos haría una saga de ene volúmenes de 700 páginas cada uno... 1972 queda muy lejos y no vivimos buenos tiempos para la síntesis.

Miau!

Loredana dijo...

tengo que verlas.

Pussy Galore dijo...

Conflictos entre hermanas, ese es un tema con el que me puedo identificar perfectamente :)
No me la pierdo!

Higronauta dijo...

Gracias una vez más por la descubierta de este autor y de esta cinta. La apunto a la lista de deberes higronáuticos presto, a ver si hay suerte y no cuesta de encontrarse.

JON MIKEL ALTUNA dijo...

Vaya trío de perracas. La gata también.

Dr. Hichcock dijo...

¡Qué buena es esta peli!

Markitos dijo...

Qué giro de guión más felino.

Chiste malo, lo sé.

kuroi yume dijo...

Me encanta el color oxidado por los años de todas esas fotografías. Claro que tomo nota.