lunes, mayo 26, 2008

Astral Navigations, "Holyground"

“Un corto y agudo estallido se disuelve, fundiendo el mar con la línea de la costa. El caminante solitario se asoma, más allá de la ventana. En la tierra baldía.

Puedes casi oír aquel lugar, desnudo, desconocido, muerto. En el que sólo existe el aleteo crujiente de un ave solitaria, erguida, enfrentándose a las tinieblas.

Silencio en el pasaje del tiempo. Un piano aislado, y voces que aparecen tras las distantes montañas, creciendo... Tanto, que consiguen vencer la negrura. Después, simplemente belleza.

El tiempo prosigue su tic-tac. La Realidad. Mientras tanto, hacemos lo que podemos para ir.

Estamos allí, pero muchos no, ¿cómo lograr entenderlo? El Navegante Astral está aquí. Él les dirá cómo. Sólo hay que sentarse y escuchar. ¿Qué es el Ayer? Justo cuando comienza a cansarnos es apuñalado con arañazos sensuales de guitarra. Una voz que no es de este mundo lucha para sobresalir y permanece en su tono bajo y profundo. La guitarra gime y de pronto la mente se sacude y ralentiza y acelera y es empujada a... Llegan los últimos temas, la nave espacial habla, el viento chilla.

Antes de pasar a la otra cara, deténganse, y piensen donde han estado los últimos veinte minutos. Fue hermoso, ¿verdad?”

Como pueden intuir a partir del título y del fragmento de la reseña que escribió Peter Ball para “STYNG” (que he traducido al inicio muy libremente), Astral Navigations es un album que pretende hacer de puente con los otros mundos, y este punto me resulta muy curioso: no sólo con los paisajes abandonados que en su día significaron el caos y la génesis, los territorios astrales, sino también los paraísos celestiales, en los que el Navegante Astral se desvela como el Mesías cristiano.

Astral Navigations conjura dos misticismos que no se enfrentan como contradicción, sino que resumen la necesidad del viaje al otro lado. De la misma forma, se cruzan y jamás colisionan las dos formaciones que intervienen en la grabación.

La cuenta atrás del despegue se da cuando Mike Levon, que tenía una banda de versiones de los Shadows, y Dave Wood, graban una serie de LPs y Eps de folk a finales de los sesenta. Es el germen de lo que sería “Holyground”, registrada en 1966 como productora, creada con la voluntad de editar LPs de folk psicodélico.

Astral Navigations se graba entre 1970 – 71. Cada cara del disco corresponde a un grupo distinto. El primero, Lightyears Away, cuenta con la colaboración de Global Village y de Bill Nelson, y grabaron en el estudio de Holyground Enterprises, Cass Yard, en una habitación minúscula. Thundermother eran un grupo de estudio y su contribución se registró en una semana, de forma casi improvisada, y con los componentes en avanzado estado lisérgico.

La gestación del LP en si misma se podría calificar como homérica. Tardaron 400 horas en producirlo, ya que se grabó en mono y se copiaban las pistas de una máquina de grabación a otra, y después a otra, y así sucesivamente, mezclándolas al momento. Un trabajo de chinos. Realmente siento que es un privilegio poder escuchar hoy en formato digital este lapso de tiempo encerrado que permanece, de ese pasado vagamente intuido del año 71 en Lincolnshire.

Rescatar los sonidos añejos de los pianos caseros, que fueron fabricados con chinchetas y una llave inglesa. Las guitarras torturadas. Distinguir los sonidos de lanchas espaciales, de respiraciones y de ovnis, a través de los ecos que provocaban los auriculares de fase cuya patente ostentaba “Holyground”...

Y por último, comentar esa voz, casi inaudible, esa voz que podría pasar desapercibida a no ser de su extrañeza y que nadie, hasta estos días, ha podido dar una explicación convincente de su origen. Esas palabras que se oyen al final del disco original: “You Know Me”.

Download - Link

7 comentarios:

el brujo don carlos dijo...

Rock ácido... pero que muy ácido. Lo de "avanzado estado lisérgico" se nota. Me ha encantado el viaje.

Y made in England.

Higronauta dijo...

Sería ardua labor, pero las cuatrocientas horas invertidas valieron su peso en oro.

elpablo dijo...

mare mía, que cosa más telúrica, me lo apunto y tal!

Möbius el Crononauta dijo...

En la era analógica se hacían unas artesanías difíciles de creer hoy en día

sublibrarian of the year dijo...

400 horas son las que se necesitan para laminar el espacio según el antiquísimo rito y abrir la Puerta a Aquél-que-espera-en-el-Umbral

¡¡Empiezo a ver por los oídos y a oler por los ojos!!


zzzzoooummmmmmmmmmmmmmmmmmmmm

acidhead dijo...

Perdonad si os pregunto algo con una respuesta demasiado evidente y que yo no ser ver pero ¿lo de mesías cristiano es una simple licencia o es que la temática del disco está relacionada con la religión cristiana en concreto? No tengo ninguna información al respecto y como simple aficionado a un cierto tipo de género musical, me gustaría aclararlo y tenerlo en cuenta.

fran le kinky dijo...

señor acidhead!
diria que es grupo cristiano...
discazo por cierto!
@:)
saludos (nice post!)