jueves, mayo 15, 2008

SAM GOPAL “ESCALATOR”

Disculpen mi estilo descuidado, por un momento dejaré de ser la corrección en las teclas para dejar fluir mi estilo libre.

Esta tarde hemos visto a Fran en el Parque. Nos ha comentado cómo pensaba escribir unas letras sobre el disco de Sam Gopal y enviármelas esta noche… Más tarde, hablando sobre una y mil cosas, desvariando, he llegado a emocionarme comentando el gran consuelo que es para mi tener un amigo como Big Fran. No es sólo que me sienta amparada en cualquier pequeña dificultad que él solucionaría a manotazos, no es sólo eso. Es uno de “los”. Ese alguien que sabes que sólo encontrarás una vez en la vida, el mejor amigo, el que te llama cuando te duele la tripa por comer demasiadas palomitas y el que se interesa por tus muñecos imaginarios. Hablaba con Lost Driver sobre la unión en el dolor, de la grandeza de los pesares compartidos que te vinculan al otro por siempre. Hablaba, aunque hoy en día suene a algo pretérito, desusado, de la amistad. Fran es el mejor amigo que uno puede tener. La amistad es un intercambio de locuras. Una conjunción de caracteres más allá de gustos o similitudes. Y para nosotros, que hemos sido sus mejores amigos desde ángulos distintos, conocernos y ser los mismos convierte a Franky en una especie de mago que ya sabía todo antes de que pasara. El mito de nuestras vidas.

Hablaba y hablaba, cuando ha sonado el tema 9 del disco de Sam Gopal que Fran me había prestado para el ripeo, “Angry Faces”. Todo lo que pensaba sonando en voz alta.


Al mismo tiempo, esta misma tarde, Fran escribía algo sobre el “Escalator” de Sam Gopal:


Posted by




Hoy les traigo una de esas cositas que podrían quedarse en la mera curiosidad por lo particular de su contenido, pero que van un poquito más allá hasta el punto de convertirse en un de esos discos para momentos que tanto nos gustan. Una vuelta de tuerca más al esotérico mundo de los blues que tanto gustaban a los melenudos de finales de los sesenta, el disco de Sam Gopal se acerca a la espiritualidad de éstos invocándolos como si se tratara de un ritual de paso, de iniciación en algún culto misterioso, esa es la sensación que me transmite su escucha, y suelo reservármela para esos momentos nocturnos de vuelta a casa en coche después del trabajo, cuando la fatiga te hace ligeramente más receptivo, y más propenso para encontrarse con uno mismo.

Me reservo al segundo párrafo para desvelarles unas cuantas pistas más: una de las particularidades que más salen a colación (y que , acidhead dixit , podría tirar un poco p’atrás) es ese sonido de tabla hindú que se mezcla con el sonido del bajo y que convierte la sección rítmica en una especie de catarata del sonido, que transmite una sensación parecida a la que nos produciría el instrumento ese raro de los 13th Floor Elevators, añadido al tono solemne, pero a la vez relajado que adopta Lemmy a lo largo del disco. Un tono que lo podríamos comparar a un John Mayall de cuando se fue a vivir al árbol o a Jim Morrison a punto de dejarse crecer esa barba que tal bien le quedaba. Y sí, lo han adivinado ese Lemmy en entregas sucesivas de la historia del rock británico se convertiría primero en el miembro más pendenciero de los también visionarios (pero de otra manera) Hawkwind y luego en una de las bandas más legendarias de la historia: Motörhead. Venía por cierto, de hacer de roadie de la Band of Gypsies de Jimi Hendrix

De Sam Gopal, su percusionista, apenas sé nada aparte de su origen, sí, lo han adivinado, indio, pero me da a mí que tiene gran parte de la culpa de uno de los sonidos más peculiares de la época. Sé que queda tópico que el tipo de aspecto y procedencia exótica de la banda se le otorgue el papel de gurú o mejor aún, de chamán, pero déjenme permitirme esa licencia. Y dejemos a otros que se concentren en aspectos más sospechosamente profundos y que nos expliquen como han descubierto la sopa de ajo, y, ahora sí, concentrémonos en el sonido de este disco. A ver qué pasa.

Fran le Kinky

Download-Link

7 comentarios:

fran le kinky dijo...

jolines, voy a citar otra vez a acidhead: No sé que decir...salgo a fumarme el piti del escaqueo laborla y me encuentro esto.
Muchas gracias.
:_)_ _ _

Möbius el Crononauta dijo...

Ostias, ¿pero Sam Gopal tenían discos pululando por ahí y todo? Esto es todavía más impactante que la foto de los Vicarios Rockeros.

¡Me has alegrado el día!

sueños violetas dijo...

KEEP YOUR LIGHT SHINING...

Higronauta dijo...

Audicionando... digo disfrutando...

Por cierto, según la santa wiki, el señor Gopal es malayo que no indio. Puntualizo sin intención alguna de caer en la repelencia replicante, qué conste.

Y cuanta razón tiene usted, querida Aura con esos los y las.
Ya la facilidad que tiene la vida para la justa selección con el paso de los años, digo.

drzito dijo...

Ese canto a la amistad me ha emocionado. Es precioso.

el loco oficial dijo...

Bonito elogio a la amistad. Coincido con Maese Higro, la selección de los es más fácil con el paso del tiempo. Y gracias por compartir estos temas Fran. Un saludo.

Enrique Ortiz dijo...

Otro descubrimiento y otro disco que echarse al gaznate.Pasar por aquí es una maravilla, Aura y Kinky, gracias miles :))