martes, mayo 06, 2008

Una Visita Inesperada

Si han tenido la suerte de conocer a su ángel de la guarda, sabrán que suele presentarse bajo las formas más inesperadas y adornado de atuendos de lo más dispares. Es una muestra de su talante caprichoso. Un día se aparecerá con la piel teñida de color verde oliva y colgado de los cristales de la lámpara, y en otra ocasión optará por salir del fino estuche de la pluma en forma de caracol.

Para ilustrar mis palabras les comento el caso del retratista decimonónico Joseph Mathäus Aigner, comandante de la legión Académica durante las revoluciones del 48 en Viena. Fue acusado de alta traición, aunque el príncipe le perdonase. Y se podría decir que Aigner tenía un extraño juego con la muerte.

De acuerdo con Ripley's Believe It or Not!, Aigner vivió varios intentos de suicidio. A la edad de dieciocho, y en una tentativa de colgarse, fue interrumpido por un misterioso monje capuchino que le salvó la vida. Poco después, a sus veintidós años, el mismo monje le previno para que no volviera a intentarlo, adivinando las intenciones del joven pintor. Y ocho años más tarde, siendo condenado Aigner a la horca por sus actividades políticas, el mismo monje le salvó del cadalso, interviniendo en su ajusticiamiento.

Pero Aigner era un caballero tenaz, y no cesó en su deseo de quitarse la vida hasta conseguirlo. A los sesenta y ocho años finalmente triunfó en su empeño de un disparo. Y no creo que les sorprenda si les digo que su funeral fue conducido por un ya familiar monje capuchino, del cual Aigner nunca llegó a saber el nombre.

Créanlo o no, este caso sucedió tal y como se lo estoy contando, y si no les convenzo, déjenme parafrasear a le Kinky, cuando dice que da lo mismo: si la leyenda es más interesante que la realidad, porqué no quedarse con la leyenda...

7 comentarios:

el loco oficial dijo...

Este Fran le Kinky me ha recordado a Unamuno, "el querer creer"...
la leyenda o realidad es genial, pero lo que no entiendo es lo de intentarlo y lograrlo a los 68...yo creo que mucho más no le quedaría :)

Estrellita Mutante dijo...

Hay algunos que más que un angel parece que tengan un leprechaun malicioso detrás.

Möbius el Crononauta dijo...

No sé si sería un angel de la guarda, pero algo cansino si que parece que era..

Saludos!

Higronauta dijo...

Dios le da pan a quien no tiene dientes, que dijo el sabio, porque mire que tener un ángel de la guarda tan procurado siendo un suicida de pro, tiene, como poco, ironía para rato.

noemi dijo...

Sólo la gente muy tenaz merece la muerte .

fran le kinky dijo...

ya decia yo que me pitaba el oido (el derecho, por supuesto)
nice post, por cierto.

el brujo don carlos dijo...

Vaya monje metomentodo. Menos mal que la historia acaba bien y el hombre logra suicidarse :)