viernes, enero 20, 2006

Maniática

La aguerrida Pussy Galore me lanza un meme sobre mis cinco manías, si sólo tuviera cinco… pero es que las tengo a docenas. He tenido que hacer un loable trabajo de síntesis para realizar esta pequeña selección. Aquí las tienen:
-Mi tenedor favorito. (Esta manía es extensible a mi cuchara favorita o mi cuchillo favorito, he escogido el tenedor porque le tengo un gran cariño) Es inevitable al abrir el cajón de los cubiertos buscar mi tenedor favorito, cualquiera podría pensar que son todos iguales, ¡pero no!, hay uno que tiene una pequeña marca graciosa de un diente, o tiene un contacto más calido, qué sé yo… pero al abrir el cajón tengo que comer con ese, mi favorito, y si está sucio corro a buscarlo al lavavajillas, sino la comida se convierte en una tragedia.
-Sobre la comida. Puedo contarles como he de comer el cruasán: primero los cuernos, luego la capa de arriba y por último la parte blandita del centro; o el sándwich: primero le doy vueltas mordiendo la corteza exterior y después me como el centro, pero lo más laborioso es el Cola Cao, hacerlo bien es un arte. Primero la leche muy fría, después seis o siete cucharadas sin remover bien, me gusta que queden grumos, y entonces los voy cazando con la cuchara, después me bebo la leche y al final me encantan los restos de cacao derretido en el fondo del vaso que también recupero con la cuchara. No hay un Cola Cao mejor, se lo aseguro.
-Las líneas de las aceras. ¡Que no haya una cuadrícula! No puedo evitar al caminar por las aceras fijarme en las líneas de separación, a veces no les hago mucho caso, pero otras no lo puedo evitar, sé que no debo pisarlas, es como si me hablaran, los demás da igual que las pisen o no pero yo no puedo hacerlo. Así que me las ingenio como puedo para sólo pisar zonas lisas. No tan extremo como Jack Nicholson en “Mejor Imposible”, pero casi.
-El maravilloso olor de los libros. Es una pasión. Llegar a casa de la librería o de la tienda de discos y tumbarme a oler los libros y los CDs, sobretodo los libros, cada uno tiene un olor tan característico. Me encanta.
-Las estrategias en el tren o autobús. ¿Quién no tiene sus manías en el transporte público? Creo que no soy la única, porque he advertido que algunos asientos son los más buscados. Yo tengo mis preferencias en cuanto a: si es un asiento solo, si está cerca de la ventanilla, preferible si está en la parte de atrás, cerca de la puerta de salida, si no hay freaks cerca, y un larguísimo etcétera, no llego a dar empujones por el lugar privilegiado como las ancianitas, pero no sé como me afectará la edad en esto.
Bueno, después de retratarme como una total neurótica le paso el turno a cinco víctimas: Illuminatus, Noemí, Mr. Glasshead, El Bastión de los Sueños y Dr. Benway. A ver qué me cuentan.

11 comentarios:

Pussy Galore dijo...

Lo del Cola Cao es rigurosamente cierto, yo tengo la misma técnica! mi parte favorita, el fondo de la taza. En Edimburgo al principio mi madre me mandaba el Colacao, pero despues descubri una tieda que lo vende (a £3!, unos €5!, pero yo pago lo que haga falta). Me he divertido una "jartá" leyendo tus manias ;)

el brujo don carlos dijo...

Solo comparto tu manía del autobús, pero la próxima vez que compre un libro, creo que no podré evitar olerlo.

Illuminatus dijo...

Ach, estás ejerciendo un mal karma sobre mí con eso, que lo sepas.

luisdeluis dijo...

Señorita,
disculpe que la interrumpa, solo quería decirle que tiene usted un interesantísimo e intenso blog, a todos los niveles .

noemi dijo...

Queridísima AURA, tan guapa:

Con mis dotes adivinatorias, y sabiendo que no te ibas a aguantar las ganas de develarme en público, escribí desde hace unos días el rollo de mis cinco hábitos extraños, que desde luego no son tan biZarros como los tuyos (je).

http://noemi.guzikglantz.com/?p=468

A tus órdenes :)

Besitos

JOLGORIO dijo...

Yo me he curado pero hacía autenticas maniobras extrañas para no pisar las lineas por la calle es muy divertida, lo del cola cao me descoloca en verano para beberlo frio la hago con la batidora. Un beso.

Enric dijo...

Yo no se andar por una acera sin algun tipo de regularidad matematica, como una serie funcional o alguna aproximacion Tayloriana que me diga donde poner el pie... es curioso :)


saludos

Enric

alZhu dijo...

Adoro que te delates.
Que sepas que comparto alguna de las tuyas :)

Un abrazo fuerte

Jon Mikel dijo...

Comparto contigo la deliciosa costumbre de oler los libros, que me ha valido no pocos cachondeos.

missplaymobil dijo...

Pero hay alguna otra manera de comer un sandwich?

J.Álvarez dijo...

Sorry x la tardanza: aún estoy en fase de recuperación de una juerga-borrachera de 25 horas q me ha llevado de ida y vuelta de BCN a Zaragoza x una despedida d soltero...! :p
Ahí va:

1- Responder a los memes siempre en la web de qien me los pretende pasar... :)

2- Esparcir bolígrafos por todos los lugares de la casa en los que pueda estar parado más de 1 minuto (eso incluye, por supuesto, el water).

3- No permanecer delante de la tele, a no ser que me encuentre protegido por algo que leer...

4- No dormir casi nunca por la noche, a no ser que sea indispensable.

5- Comer sopas de fideos chinos de forma compulsiva, abrasándome con ello la lengua.